viernes, 28 de abril de 2017

“A LOS VENEZOLANOS Y A VENEZUELA, A QUIENES QUIERO APASIONADAMENTE”.



“A LOS VENEZOLANOS Y A VENEZUELA,  A QUIENES QUIERO APASIONADAMENTE”   



Mi eterno agradecimiento y mi apasionado amor a los venezolanos y a esa tierra riquísima de Venezuela – no creo que exista en nuestro Planeta Tierra País que tenga tantas riquezas por kilómetro cuadro - por haberme fortalecido y por convertir en realidad mis posibilidades de sobrevivir sin el apoyo familiar.
¡Dicho, lo dicho! Me pregunto ¿Cómo es posible que en un País tan riquisisimo no haya suficiente comida y medicinas?
Por supuesto: en donde se hable de democracia y libertad, pero no las hay, no hay tampoco ni debe haber la posibilidad de vivir en paz, en progreso y bienestar personal y social, y menos libertad.
Ningún político, en activo y con responsabilidad de gobierno tiene, ni tendrá jamás, autoridad para imponer en nombre de su puesto, medidas que ataquen a ciudadanos honestos porque tengan ideas contrarias a las suyas: al que se ha convertido en dictador en una llamada democracia.
Los seres humanos necesitamos comida, medicinas, respeto y libertad para poder hacer una vida normal, y todo lo que vaya en contra de esas necesidades imprescindible merece la condena y la enemistad. El resto del mundo honesto y participativo tiene que condenar y tratar de ayudar a esos necesitados.
¿En qué puedo ayudar a los venezolanos y a esa maravillosa tierra de Venezuela? Trato de hacerlo con las posibilidades que tengo, entre ellas con estas palabras y en lo que puedo y debo.
Pero no bastan mis hechos y mis deseos, se necesita una ayuda mundial, y con una exigencia radical, a que haya una auténtica, real y verdadera libertad y respeto, en especial “a la vida” y a poder vivir, que es algo imprescindible y necesario  y una indiscutible y radical obligación.
No existe ni existirá razón y autoridad para matar en nombre de una autoridad política o de una idea. La que sea y en donde sea. Y si se mata y se acorrala se ha perdido toda autoridad y, por tanto, toda legitimidad.
Propongo que todos los que podamos manifestemos y mostremos nuestra repulsa a la falta de libertad y del apoyo y respeto a la vida humana y de sus necesidades, y lo hagamos cada uno con nuestras posibilidades.
Lo que no creo correcto es quedarse en el anonimato y no hacer nada.
Por eso hago lo que puedo por los venezolanos y por Venezuela a quienes quiero apasionadamente.


Aquí estoy ¿En qué puedo ayudar?

miércoles, 26 de abril de 2017

“LA DEPENDENCIA DE LA NATURALEZA”.




“LA DEPENDENCIA DE LA NATURALEZA”



La dependencia de la Naturaleza es tan grande que si no existiera no podríamos vivir de forma natural.
¡Qué incongruencia! ¿De verdad creemos que Naturaleza es nuestro hábitat natural? 
Supongo que hay una mayoría de la humanidad que vive de espaldas o ni se entera de que la Naturaleza es nuestro hábitat natural, porque si lo creyese y fuese consecuente con ello, no habría contaminación  ni destrucción.
Vamos camino -consciente o inconscientemente- de tener que vivir de forma antinatural, de forma artificial en el Planeta Tierra, en la madre Naturaleza, que por miles de años, nos vio nacer, crecer y vivir de forma natural.
¿Quién no percibe los gravísimos trastornos que estamos recibiendo por el daño que le estamos causando a la Naturaleza en nuestro hábitat natural?
¿Todavía hay personas que no se han dado cuenta del gravísimo y espantoso momento que vivimos con respecto a nuestro hábitat natural?
¡Si aún hay tal grado de ignorancia y en tantas personas, la destrucción de la Naturaleza, la destrucción de nuestro hábitat natural, es y será de una efectividad, realidad y consecuencias inmediatas que nos aplastará y aniquilará!
¿Cómo llegar a muchas personas haciéndoles ver la realidad del momento actual de destrucción de la Naturaleza, de nuestro hábitat natural, y de la inminente autodestrucción de los seres humanos que aún vivimos de forma natural?
¿Existe, realmente, una total y absoluta dependencia de la Naturaleza para vivir de forma natural en nuestro  hábitat natural?
¿Quién no sabe o no conoce la respuesta a esta pregunta?
Entonces ¿Por qué nos autodestruimos si somos conscientes y consecuentes con esa verdad y realidad?
Por favor. Le necesito ¿Usted lo sabe? ¿Usted o alguien tiene la respuesta?

Yo seguiré con la taramela, avisando y gritando aunque sea en el vacío y quede en el olvido, pero habré tratado de ser consecuente con mis obligaciones por el amor que le tengo a la humanidad y a la Naturaleza.

lunes, 24 de abril de 2017

¿CÓMO CRUZAR LA VIDA?.





¿CÓMO CRUZAR LA VIDA?  




¿Cómo cruzar la vida? Hay tantas formas y maneras como seres humanos.
Cada uno es único e irrepetible y nuestra vida es única y exclusiva. Nunca viviremos la vida de otra persona.
Una de las maravillas y grandezas de la vida es la unicidad, la irrepetibilidad de una persona.
Usted es único. No ha habido, no hay, ni habrá nadie como usted. Nunca jamás. Y lo mismo vale para todos nosotros. No hay “dobles”: nunca jamás.
¡Qué maravilla! ¡Ser único e irrepetible! ¡Y qué responsabilidad!
¿Nos damos cuenta del valor y de la responsabilidad que tenemos todos con nuestra vida, sus hechos y sus omisiones?
Tengo un secreto que necesito compartir con ustedes: mi unicidad la comparto con aquél de quien la he recibido: con Padre Dios. Él es a quien le pido que me dirija, me oriente, incremente mis valores de la humildad y del amor, y me ayude a ayudar.
¡Mi secreto es mi vivencia. Mi vivencia es mi creencia. Y mi creencia es Padre Dios!
Comprendo y quiero compartir con los no creyentes la dicha de tener fe, y les recomiendo, con toda sinceridad, honestidad y cariño, que busquen la fe.
¿Qué añadiría a los no creyentes? Que son únicos e irrepetibles, y que sus vidas están llenas de valores y de hechos que hacen que su vida sea una maravilla.
No tener fe es una pena. ¡Claro! La fe se pide. Con insistencia y perseverancia.
Mi fe llena los vacíos que tiene mi vida, me va creando, llenando y desarrollando, y yo también voy cooperando.
Ruego a Padre Dios nos bendiga, tanto a los no creyentes como a los creyentes.
¿Cómo cruzar la vida? Se puede y se debe cruzar con honestidad, humildad y amor. Y habremos conquistado el mundo y vivido con plena felicidad y en libertad.

¿Qué más podemos desear? Pues a seguir luchando.

viernes, 21 de abril de 2017

“A LA PERSONA QUE ESTÁ SOLA O SE SIENTE SOLA”.



“A LA PERSONA QUE ESTÁ  SOLA O SE SIENTE SOLA”  


La soledad es una mala compañera. Es también una mala consejera en la vida.
Para vivir solo hay que tener una vida interior intensa y, de alguna manera, compartida.
Los seres humanos somos ser sociales por naturaleza y necesidad.
El anacoreta necesita comunicarse con lo que le rodea.
El aislamiento total, si existe, es de una maldad más allá de lo que somos y podemos ser y aguantar, arrastrándonos a la perdición de la mente, de la ilusión, y del vivir con felicidad.
Amar es compartir la felicidad, y ahuyentar la soledad.
La vida sin amor, es un páramo de terror.
La persona que está o se siente sola, debe buscar la forma de comunicarse con los demás, de la forma que sea.
Mi teléfono está a la disposición de quien quiera compartir la soledad:  34928670239. No doy el móvil porque solo lo abro cuando me doy cuenta.
Si los seres humanos, usted, el vecino, el amigo, yo, tuviéramos el comportamiento de un ser humano normal, con amor, hermandad y solidaridad, no habría soledad, y sí acompañamiento por ser y sentirnos seres racionales y humanos, unidos a los demás.
A la persona que está o se siente sola: sepa que cuenta con mi compañía, con el ruego me perdone mis despistes y sordera, que espero compensar con todo mi cariño, amor y honestidad de que soy capaz.
Les quiero con toda el alma, y sigo siendo lo que he sido y lo que quiero ser: un servidor tratando de ayudar.
A la persona que está o se siente sola, que sepa que no lo está, que cuenta con los que queremos ser honestos con nosotros mismos y con los demás.


miércoles, 19 de abril de 2017

¿SE REPITE LA HISTORIA?



¿SE REPITE LA HISTORIA? 



Con asombro y enorme preocupación oigo a quien ofende con palabras, hechos y formas a quien no está de acuerdo con sus creencias, sean las que sean, religiosas, políticas… y se queda tan tranquilo, o al menos lo parece.
¿Se están dando en España las mismas circunstancias que en los años treinta del siglo pasado? Realmente solo falta que se maten a monjas y a curas.
Esto es gravísimo. ¿A qué se debe? No lo sé porque además no soy entendido, solo lo vivo y lo digo con el mayor cariño y preocupación tratando de ayudar y no de enervar y menos ofender, incluso a quien actúa con tanto daño, rencor y odio.
La libertad se está convirtiendo en libertinaje. ¡Con lo que hemos luchado por ella!
La libertad deja de existir desde que ofendo o falto al respeto. ¿Cómo hacer ver esto a quien ofende o falta al respeto? No lo sé. Solo sé hacer esto, publicar el hecho tratando de ayudar y no de ofender y faltar al respeto.
Por favor. ¿Me pueden ayudar?   Lo necesito, porque el tema es gravísimo.
Este tema nos atañe a todos. Todos tenemos que poner nuestro grano de arena y convertir en una montaña la libertad y el respeto.
Que la libertad y el respeto se vean y se oigan desde mucha distancia porque nadie ofenda y falte al respeto sea por ignorancia o mala fe, sino que se dé cuenta, reaccione y sea educado y respetuoso, como medio necesario para vivir en libertad y tener y repartir la felicidad, y no el odio, ni el rencor, ni causar daño sin necesidad y sin conseguir lo que persigue.

¿Se repite la historia? Espero que no.

lunes, 17 de abril de 2017

“¡NADIE SABE LO QUE ME HA COSTADO ESTAR CALLADO!” .



“¡NADIE SABE LO QUE ME HA COSTADO ESTAR CALLADO!” 



Son tantas las vivencias y creencias que quiero compartir, que no comunicarme con la frecuencia normal, se me hace cuesta arriba y me cuesta lo que no se pueden imaginar.
Esto me lleva a plantearme una pregunta: ¿estoy ayudando? Y también: ¿me mueve solo el deseo y la necesidad de exponer, sin saber si estoy realmente ayudando? ¡Espero que no! ¡Padre Dios mío y nuestro! ¿Estoy equivocado?
Saben que me educaron en el amor al primer Mandamiento: amar a Padre Dios sobre todas las cosas y al prójimo – a usted – como a mí mimo. Y si no soy consecuente, me siento mal porque considero que he pecado contra Padre Dios y contra ustedes.
Esta inquietud, por la educación recibida, que acepté plenamente, me impulsa a comunicarme y compartir con ustedes mis vivencias, creencias y todo aquello que creo que puede ayudar. Al menos yo así me lo creo.
Por ello ruego me perdonen si me he convertido en un majadero y he abusado del amor y de la caridad de todos ustedes. Reitero que no es mi deseo, pero puede que esté cayendo en ese buen error, que no deja de ser un error.
“¡Nadie sabe lo que me ha costado estar callado!” Confío que mi amor apasionado por todos ustedes, sea disculpa y reducción de pena y ayuda para el perdón.
Pueden y deben contar conmigo, y yo corresponder con todo lo que tengo y soy, porque si no, no soy yo.
Soy y pretende ser consecuente con mis valores y creencias, y espero que sirvan para ayudar con mi honesta participación,
Les quiero con toda el alma y ustedes son la razón de mi vida y el cimiento, de, quizá, mi corto futuro, que necesito compartir con ustedes hasta que me llegue la muerte.

Gracias y que Padre Dios les bendiga, como les bendigo yo.

domingo, 16 de abril de 2017

DOMINGO DE RESURRECCIÓN.


DOMINGO DE RESURRECCIÓN.  



MÁXIMAS DE MI CREENCIA Y VIVENCIA.



No hay día sin luz, ni noche sin oscuridad. Lo malo es vivir sin luz y en la oscuridad.
Vivir y morir sin saber por qué, es vivir siempre en el atardecer.
Vivir de acuerdo a lo que creo es de sabio, fiel, honesto y honrado.
Ser honesto y participativo, merezco el bien mientras vivo.

Todo tendrá un fin según hayamos vivido y realizado.

lunes, 10 de abril de 2017

“NO PUBLICAR ESTA SEMANA SANTA”.




“NO PUBLICAR ESTA SEMANA SANTA”

 

Por respeto, por consideración y por amor al ser humano y a sus creencias, no voy a publicar durante esta semana, conmemoración de la Semana Santa.
No quiero ser motivo de distracción en una efemérides tan especial para los creyentes y puede que de descanso para los no creyentes.
A los no creyentes les sugiero que usen esta semana para meditar sobre lo fundamental, por ejemplo: ¿qué estamos haciendo para mejorar y ayudar a que el mundo sea lo que debe ser para todos: un lugar para vivir feliz y libre?
Feliz y santa Semana Santa, o feliz y con descanso.


viernes, 7 de abril de 2017

“NO PUBLICAR EN SEMANA SANTA”.



“NO PUBLICAR EN SEMANA SANTA”


Por respeto, por consideración y por amor al ser humano y a sus creencias, no voy a publicar durante la próxima semana, conmemoración de la Semana Santa. No quiero ser motivo de distracción en una efemérides tan especial para los creyentes.

A los no creyentes les sugiero que usen la próxima semana para meditar sobre lo fundamental, por ejemplo: ¿qué estamos haciendo para mejorar y ayudar a que el mundo sea lo que debe ser para todos: un lugar para vivir feliz y libre?

¿QUÉ ESPERA DE LA VIDA?




¿QUÉ ESPERA DE LA VIDA?  



¿Qué espera de la vida? Contestar a esa pregunta significa saber hacia dónde va y hacia dónde se dirige.
¿Cuándo se hizo esa pregunta de qué esperar de la vida? ¡Maravilla si se  hizo esa pregunta y recuerda cuándo se la hizo!
Los valores en los que fundamentamos nuestra vida tienen una relación directa con esa pregunta.
Si se hizo esa pregunta tiene un mérito incalculable y es un ejemplo a seguir. Mis más efusivas y expresivas felicitaciones.
Yo no recuerdo cuándo me la hice, supongo que fue cuando decidí irme de emigrante a Venezuela cuando tenía 26 años.
Me quedé huérfano de padre a los 10 años, y desde los 8 nos fuimos, mi hermana Rafaela Catalina (Fela) y yo, a vivir con nuestros abuelos maternos. Los abuelos paternos habían muerto.
Nuestros abuelos maternos se convirtieron en nuestros padres, y lo fueron realmente, y es eterno el amor y el agradecimiento que les tenemos.
Mi educación, mi formación y creencias me las dieron mis padres y, en especial, estos mis abuelos maternos. Y el resumen de mi educación es el haberme grabado a fuego en mi mente y en mi corazón el Primer Mandamiento: amar a Padre Dios sobre todas las cosas, y al prójimo (a usted) como a mí mismo, y cuando no soy consecuente con ese Mandamiento siento haber pecado contra Padre Dios y contra los demás. Y he pecado muchas veces y otras tantas me he confesado y pedido perdón por el daño causado.
¿Qué he esperado de la vida? Mirando hacia atrás y recordar la vida diría que he esperado haber sido, y seguir siendo, consecuente.
Ese Mandamiento está tan fuertemente grabado en mi vida que todo tiene relación con él.

¿Qué espera de su vida?

miércoles, 5 de abril de 2017

¿TIENE PRECIO LA HONESTIDAD? ¿TIENE PRECIO LA CORRUPCIÓN?



¿TIENE PRECIO LA HONESTIDAD?  ¿TIENE PRECIO LA CORRUPCIÓN? 


¿Tiene precio la honestidad? No debería tenerlo, ni lo tiene con las personas honestas.
Los deshonestos creen que todo tiene un precio.
Comprar a personas es una práctica que se ha extendido de forma universal. ¿Por qué? A mi entender por falta de valores morales, éticos o religiosos, heredados, aceptados y practicados.
“Hay personas que jamás serán compradas”. Esas personas lo tienen claro y viven con honestidad, convencidos por su educación en valores morales, éticos o religiosos, que orientan y dirigen sus vidas.
¡Claro! Para practicar valores morales, éticos o religiosos se han tenido que aprender, en especial de niño y se han tenido que ejercitar y reafirmar a lo largo de la vida.
¿Tiene precio la honestidad? No, no lo tiene, ni lo tendrá jamás.
Se compra al que ya es corrupto.
Un valor tan importante y de enorme trascendencia como es la honestidad, ni se compra ni se vende, ni se adquiere con valores materiales. Se tiene o no se tiene.
¿Qué hacer para ayudar a los corruptos? Como creyente rezar y no ofrecer la deshonestidad, y como no creyente, supongo que lo mismo que tienen que hacer los honestos: no proponer ni ofrecer la deshonestidad como solución a una vivencia o problema, y si es necesario aceptar los sacrificios que suponga la limpieza de vida, como signo del amor a los demás y por su honestidad.
La corrupción es la enfermedad mortal que arrasa, arrolla, daña y puede llegar a matar la vida personal y  ciudadana, y, al igual, a todo el hábitat natural de un pueblo y de una nación.
La corrupción arrastra a los ciudadanos y a la nación a extremos malignos inimaginables y puede llegar a crear el caos nacional.
No hay antídoto para la corrupción. O se quita y extirpa con fuerza, o se extiende de forma arrolladora.
La corrupción es una consecuencia de la falta de educación de valores y se extiende y se hereda por generaciones.
Hay países riquísimos en bienes materiales y sus habitantes viven en la miseria solo por la corrupción.
El corrupto lo es porque es deshonesto y su vida la basa en que todo tiene un precio y que pagando obtiene lo que persigue o necesita o le apetece. Por eso paga o es pagado, extorsiona o admite la extorsión.
¡Qué tristeza! ¡Qué horror! ¡Y qué pesadilla! La corrupción arrasa con todo y no respeta nada.
Con honestidad no hay corrupción, sino la posibilidad de vivir en armonía, unión, felicidad y libertad.
La corrupción es el tsunami de la vida social humana.
No hay riqueza material que resista a la corrupción.
¿Tiene precio la honestidad? No lo tiene, ni lo tendrá.
¿Tiene precio la corrupción? Sí lo tiene, y lo tendrá.
¿Tiene precio el corrupto? Lo tiene, y lo tendrá.
La corrupción arrastra todo en la vida humana y en la vida natural.
La corrupción y el corrupto son un mal mortal en la sociedad.
La corrupción es la muerte de la sociedad.


lunes, 3 de abril de 2017

“VIVIR DE ESPALDAS A LA REALIDAD”.



“VIVIR DE ESPALDAS A LA REALIDAD”. 



Vivir de espaldas a la realidad, es vivir fuera de la realidad.
La realidad es incuestionable, se interprete o no, se acepte o no, se crea o no.
La realidad es única y real, y no vivirla es una irrealidad.
¡Claro! Vivir la realidad depende de la honestidad y el deseo de vivir la verdad de esa realidad.
Vivir de espaldas a la realidad puede ser hasta una cobardía por no querer enfrentarse a la realidad.
La realidad es única e incontrovertible. Es la realidad. Es la verdad del momento.
Benditos los que creen y aceptan la realidad, de ellos es el gozo de vivir con la verdad.
¡La verdad nos hará libres y felices!
La felicidad y la libertad no alteran sino que engrandecen la realidad.
Vivir fuera de la realidad nos puede llevar a un mundo de tropiezos por caminar por un sendero equivocado y con los ojos cerrados.
Benditos los iluminados que aceptan la realidad tal cual es, tratando de ampliar lo que creemos nos beneficia con el deseo, que todos tenemos, de poseer la plena felicidad.
La plena felicidad se vive cuando se vive la realidad con total y absoluta firmeza.
Vivir fuera de la realidad es vivir en un mundo irreal, que nos puede llevar a perjuicios sin necesidad.
La realidad es única y real.
Querer vivir de espaldas a la realidad, es vivir, equívocamente, sin paliativos ni esperanza de alcanzar el bienestar, porque tanto el bienestar como el mal son vivencias de la realidad, y las podemos cambiar.
Vivir de espaldas a la realidad, nos conducirá al mal por necesidad.
El bien es una consecuencia del honesto comportamiento vivido con realidad y con intensidad.
Benditos los que viven la realidad, de ellos es el reino y la vida de la felicidad, esa felicidad que al compartirla aumenta la alegría y la libertad.
La libertad y la felicidad se viven cuando se comparten y se reparten, en especial viviendo la realidad.
No hay felicidad ni libertad sin compartirlas con honestidad.

Vivir de espaldas a la realidad, es un mal que debemos evitar.