domingo, 31 de julio de 2016

AGRADECIMIENTO POR LEER MI CURRÍCULO.


AGRADECIMIENTO POR LEER MI CURRÍCULO.

Agradecer, profundamente y con acendrada admiración, a todas las personas, de medio mundo, que entran, diariamente, a leer mi currículo en el blog que tengo:
luis-garcia-correa-blogspot.com.es.
Confío ser merecedor de tanto honor y acepto la responsabilidad.

Gracias y que Padre Dios les bendiga y a los no creyentes mi agradecimiento, y a todos que tengan la plena felicidad en la plena libertad.

viernes, 29 de julio de 2016

¿QUÉ ES AYUDAR?.



¿QUÉ ES AYUDAR? 


¿Qué es ayudar? Tratar de arreglar los problemas de los demás. Ayudar es propio de las personas magnánimas, educadas en valores,  honestas y solidarias.
La vida es muy importante y muy corta para no ayudar y recibir ayuda.
Como seres sociales que somos siempre nos necesitamos los unos a los otros. Eso es ayudar.
Ayudar es atender a las necesidades que tienen los demás.
Vivir sin ayudar es vivir en el páramo de la soledad.
Ayudar es una necesidad existencial.
Nadie puede ni debe dejar de ayudar. Si lo hace, merece el castigo del olvido.
Quien trata de arreglar los problemas de los demás, quien trata de solucionar los problemas de los demás, es el paradigma de la bondad.
Tratar de ayudar es ayudar.
Cuando alguien nos soluciona una necesidad aprendemos lo que es ayudar, algo que no debemos olvidar nunca.
Desde la educación familiar se debe aprender a ayudar.
Ayudar no se improvisa, es un valor que se transmite y se trabaja a través de la educación.
Dichoso y alabado sea la persona honesta y solidaria que se ofrece para ayudar y ayuda con gran ilusión, con la esperanza de solucionar un problema.
¿Qué es ayudar? Dar de lo que se tiene para solucionar los problema de los demás.
Benditos y alabados sean los que ayudan, de ellos procede el bien que crece y se desarrolla. El bien para solucionar los problemas de los que los tienen y necesitan ayuda y la reciben.

¿Qué es ayudar? Tratar de resolver los problemas de los demás.

miércoles, 27 de julio de 2016

“¿VAMOS A LA AUTODESTRUCCIÓN?”


“¿VAMOS A LA AUTODESTRUCCIÓN?”

¿PROTEGEMOS NUESTRO HÁBITAT NATURAL?

Proteger y conservar el necesario medio natural es de pueblos educados, honestos e inteligentes. De pueblo normales y habitatistas.
Yo no consigo la plena felicidad ni la plena libertad sabiendo y viviendo el daño que nos estamos causando sin finalidad. 
Vamos camino de la autodestrucción por nuestra culpa, activa o pasiva, pero por nuestra culpa.

 ¿Todos tranquilos?

lunes, 25 de julio de 2016

“¿CÓMO PUEDO AYUDAR?”.



“¿CÓMO PUEDO AYUDAR?”.



¿Cómo puedo y cómo debo ayudar? De mil formas, y todas posibles, reales y necesarias.
Puedo ayudar a vivir en libertad, fortalecer la hermandad en la igualdad, y tratar de llenar el tiempo con la bondad, para que llegue a los demás.
Ayudar es una necesidad.
El ayudar es compartir la felicidad, lo que incrementa la dicha de vivir la felicidad por compartir esa felicidad.
¿Cómo puedo ayudar?
Ayudar es enormemente fácil, se necesita la voluntad y el deseo de ser solidario, hacer cosas con el fin de ayudar y de dar para complementar las ausencias y carencias que constantemente crea el mal.
¿Cómo puedo ayudar? Con la bondad. Con la honestidad. Y viviendo la libertad para dar la felicidad.
Ayudar es muy fácil se necesita la buena voluntad.
La buena voluntad es determinar hacer el bien, repartir el bien y llenar el alma y la vida de contenido, y no del vacío que da la inactividad
¿Cómo puedo ayudar? Dando, en especial lo que nos sobra, el tiempo en primer lugar.
No desperdiciemos la vida sin ayudar. Hace mucha falta. Nos necesitan. Llenemos la vida en ayudar, y casi sin querer...recibiremos también la ayuda del bien.
Porque ayudar a otros es ayudarnos. Quien ayuda se ayuda. El que da recibe, si damos ayuda recibiremos ayuda.

¿Quién no necesita ayuda? ¿Cómo puedo ayudar? Ayude usted. Y le ayudarán…

domingo, 24 de julio de 2016

“¿QUÉ ESTÁ AL SERVICIO DEL SER HUMANO?


“¿QUÉ ESTÁ AL SERVICIO DEL SER HUMANO?


¿Todo, pero todo, debe estar al servicio del Ser Humano? ¿Lo está?
Si lo está. ¿Por qué cree que lo está?
Si no lo está. ¿Por qué cree que no lo está?


Gracias por su participación y un fuerte abrazo.

viernes, 22 de julio de 2016

¿A QUÉ DEDICAMOS NUESTRA VIDA?.



¿A QUÉ DEDICAMOS NUESTRA VIDA?  


¿A qué dedicamos nuestra vida? ¿A qué dedico mi vida?
¿Cuáles son mis metas? ¿Alcanzables o no alcanzables?
¿Estoy pegado a tierra, solo pienso en lo mío, ni se me ocurre pensar en los demás, salvo para recibir?
¿Qué soy? ¿Un chupador de la sociedad o soy un honesto cooperador y dador de la sociedad?
Podemos pensar en dos clases de ciudadanos: los honestos y participativos, y los deshonestos y no participativos. En esta cuestión no parece haber término medio. Se es o no se es.
¿A qué grupo pertenece? ¿A qué grupo pertenezco?
¡Si ya se lo ha planteado, usted ya es del grupo de los honestos!
Se puede vivir de espaldas a los problemas de los demás por despiste.
Eso es lo que me mueve a escribir este artículo: Hacer reaccionar al olvidadizo o pasota, individualista o egoísta, y animar a que coopere aún más el que ya lo hace.
Nadie ha nacido para no ser honesto y para no participar en la búsqueda del bien personal y social.
La felicidad como la libertad se viven si hay honestidad y participación.
¿A qué grupo pertenece usted?
Usted sabe mejor que nadie lo que debe hacer, porque sabe al grupo que pertenece.
¿A cual pertenece la mayoría? ¿A cuál pertenece? ¿A cuál pertenezco? 
¿A qué dedicamos nuestra vida?
Así será la sociedad en la que vivimos.

miércoles, 20 de julio de 2016

“VIVIR PARA SONREÍR”.



“VIVIR PARA SONREÍR”


Hemos nacido para la felicidad y para la libertad y -como consecuencia- para sonreír.
No hay felicidad ni libertad sin la sonrisa como cosa natural.  

Vivir para sonreír, sonreír para vivir.

lunes, 18 de julio de 2016

“¡¡¡El MUNDO ES LO QUE HAGO YO!!!”.




“¡¡¡El MUNDO ES LO QUE HAGO YO!!!” 



El mundo es el espacio en que vivimos. Y es lo que hago yo.
¿Cómo es nuestro mundo? ¿Hay problemas de auténtica necesidad? ¿Tengo alguna culpabilidad? o ¿Estoy contribuyendo a su solución?
No hay problemas sociales en la comunidad en la que vivo en los que de alguna manera no haya contribuido por activa o por pasiva.
Una de las maravillosas e impresionantes repercusiones de la globalización es el dominio del bien o del mal, del que todos y cada uno somos responsables, para bien o para mal, de acuerdo a nuestra honesta y constante participación en la búsqueda y aportación del bien a la comunidad.
El bien de la comunidad es mí bien, que tiene mayor poder e influencia si interviene el resto de la comunidad.
La ausencia de la suma de bienes individuales, es el mal en el que se apoyan y sustentan los poderes perversos con nuestra aquiescencia y benevolencia.
No hay mal sin el mal de mi aportación, y hay bien si tiene mi aportación de bien. Nadie tiene la autoridad, el título, de poder no hacer nada. El no hacer nada es hacer el mal.
El mal se desarrolla, regodea y aumenta en el propio mal que yo hago o el bien que dejo de hacer, por mi participación y por lo que he dejado de hacer.
Todos, sin excepción, somos responsables o culpables de si hay bien o hay mal.
El mundo es lo que hacemos a diario. Si hacemos el bien y sin mirar a quien, habrá el bien que luego será también mi propio bien.
Si hacemos el mal o nos despreocupamos del bien, habrá el mal que me repercutirá, y me dañará.
Todos, sin excepción, somos responsables y culpables del bien o del mal.
El mundo es y será lo que hagamos cada uno de nosotros en nuestro medio natural, personal y social.
El mundo es lo que vivimos y hacemos con honestidad y responsabilidad. Tenemos la culpa del mal o la dicha del bien de acuerdo a nuestro comportamiento personal y social.
La culpa o la dicha la tengo yo, y no tengo a quien echarle la culpa.
En mi yo se fundamenta lo que es el mundo por mi bien o por mi mal, y de acuerdo al comportamiento de mi yo.
Soy o he dejado de ser bueno o malo, y hago o he dejado de hacer el bien o el mal. Yo, solamente yo.
“¡¡¡El mundo es lo que hago yo!!!” Sea bien o sea mal, tendremos lo que hemos hecho, lo que hacemos o lo que hemos dejado de hacer, sea el bien o el mal.

“El mundo es lo que hago yo”. 

domingo, 17 de julio de 2016

“LA COBARDÍA” "EL COBARDE".


“LA COBARDÍA” "EL COBARDE"

El cobarde se hace, no nace.
El cobarde es peligroso porque no ataca de frente sino de lado.
La cobardía surge cuando se pretende atacar a escondidas, sin valentía.

Ser cobarde tiene solución, solo hay que tener la decisión.

viernes, 15 de julio de 2016

¿POR QUÉ INSISTO EN LA LIBERTAD?.




¿POR QUÉ INSISTO EN LA LIBERTAD?  



Insisto en la libertad porque sin plena libertad no puede haber plena felicidad.
Para tener libertad hay que ser muy honesto, muy respetuoso y amar con pasión y sin descansar.
¡Dichoso el libre porque tiene la responsabilidad de ser y hacer de acuerdo a su honestidad!
¿Por qué insisto en la libertad? Porque la libertad es un atributo que solo lo tienen los humanos honestos, que tienen fe y amor, y porque se necesita para la felicidad.
La libertad para mí -lo repito - es lo más importante después de Padre Dios. Con la libertad puedo ser honesto. Y supongo que para los no creyentes después de la libertad también debe de estar la honestidad.
Sin honestidad no hay libertad ni felicidad, atributos necesarios para vivir con alegría y en paz.
¿Por qué insisto en la libertad? Porque es a lo mayor que podemos aspirar.
Debemos insistir, proteger, desarrollar y convencer que la libertad es la meta a alcanzar para llegar a la plena felicidad.
No hay felicidad sin libertad, ni libertad sin felicidad.
¿Por qué insisto en la libertad? Porque es la meta a alcanzar como ser humano racional.



miércoles, 13 de julio de 2016

“LA INQUIETUD”.



“LA INQUIETUD”

La falta de inquietud es una rémora que arrastra a la perdición por la falta de acción, y arrastra a la inanición espiritual.
La vida es acción. La vida es inquietud. La falta de inquietud es laxitud, por la falta de acción.

Seamos honestos inquietos -por tener inquietud- y el presente y futuro serán lo que tiene que ser de prosperidad material y espiritual.

lunes, 11 de julio de 2016

“¡LA HONESTA PARTICIPACIÓN ES LA SOLUCIÓN!” “¡SIN LA HONESTA PARTICIPACIÓN NO HAY SOLUCIÓN!”.



“¡LA HONESTA PARTICIPACIÓN ES LA SOLUCIÓN!” “¡SIN LA HONESTA PARTICIPACIÓN NO HAY SOLUCIÓN!”


La mayoría de los males personales, sociales y mundiales son consecuencia de la falta de la honesta participación de la mayoría.
Los seres humanos somos seres sociales, y nos necesitamos los unos a los otros, más allá de cualquier interpretación partidista  o individualista.
Ser social es compartir, es participar en los problemas de los demás.
Los problemas de los demás son también nuestros problemas.
Por egoísmo, debemos ser honestos y participativos con los problemas de los demás.
Los problemas de los demás nos afectan.
La honesta participación es la solución a los problemas. Sin colaboración es difícil resolverlos.
La honesta participación se aprende de niño, se amplía a lo largo de la vida y se comparte a diario hasta el final de la vida.
Una sociedad insolidaridad, por la falta de la honesta participación, camina derecha a la destrucción. Es la consecuencia natural del egoísmo.
El mal engendra el mal, y solo se elimina con el bien engendrado del bien y vivido y aplicado por la honesta participación de la mayoría.
La honesta participación es y seguirá siendo la solución.
Para la solución de los problemas comunes y sociales no existe otro medio y forma que la unión honesta y participativa de la mayoría.
Vivir fuera de la realidad es estrellarse sin necesidad.
No existe comportamiento personal que no tenga influencia en los demás. 
La grandeza del ser humano está relacionada con su honesta participación.
A mayor y con más amor a la honesta participación, mayor y con más amor será la solución.
La honesta participación es la solución, sin ninguna duda.
Vivir de espaldas a la honesta participación, dejando de crear una necesaria mayoría, es un pecado de lesa humanidad, que solo se perdona con la honesta participación en todo lo que sea necesario y por una mayoría.
La honesta participación de la mayoría es, sigue y seguirá siendo la solución.
“¡Sin la honesta participación no hay solución!”

domingo, 10 de julio de 2016

LA MAGNANIMIDAD”.



"LA MAGNANIMIDAD”


Compartir es dar todo lo que se tiene y puede con magnanimidad.
Desde que el magnánimo deja de ser ejemplo deja de ser magnánimo.
¡Por favor! Ayúdenme a ser magnánimo, y su gozo será esplendoroso. 

Ayudémonos todos a ser magnánimos y así repartir el bien sin mirar a quién.

viernes, 8 de julio de 2016

¿QUÉ ES UN POLÍTICO? .




¿QUÉ ES UN POLÍTICO? 



¿Qué es un político? Un servidor de la comunidad.
Ser político es uno de los mayores honores que puede tener un ciudadano: ejercer la autoridad, gestionar el poder, para, honestamente, servir a los demás.
Servir honestamente a la comunidad enaltece al servidor y hace brillar a la actividad.
Servir a la comunidad como político es hacerlo las 24 horas del día, y hacerlo con honestidad y en total servicio a los demás.
”Servir a la comunidad no es hacer lo que yo crea, sino hacer lo que diga la comunidad”.
Ser dictador en democracia es muy fácil: siempre que no hay un pueblo - al menos la mayoría - unido y honestamente participativo, sin individualismo ni colectivismo, sino al servicio honesto y desinteresado en la búsqueda del bien de los demás y de toda la comunidad, surge el dictador. 
Un político jamás puede vivir, ni de lejos, el  ¡todo se paga!
Los grandes honores y alegrías no tienen precio, solo se tienen y sin precio.
“La vida de un político tiene que ser ejemplar. Desde que se entra a servir a los demás como político, y para toda la eternidad, hay que ser un ejemplo de honestidad, y servicio a los demás”.
“Jamás se deja de ser político”.
“Se es político hasta después de la muerte”.
El político después de muerto tiene que ser recordado por haber dado su tiempo, su amor, su pasión, su ilusión y su trabajo y su honesta participación a la comunidad, sin pedir nada a cambio, sino agradeciendo el honor y la responsabilidad delegada y aceptada.
El político tiene autoridad delegada por el pueblo quien se la ha dado en una votación democrática, honesta y mayoritaria.
¿Qué es un político? Un honesto ciudadano honesto que es elegido democráticamente y se convierte en un servidor activo y decisivo de la comunidad, sin pedir nada a cambio, y recibiendo su autoridad del pueblo.
¿Qué es un político? “¡Un honesto y educado servidor del pueblo!”


miércoles, 6 de julio de 2016

“EL TIEMPO Y EL ESPACIO”.



“EL TIEMPO Y EL ESPACIO”


Hemos nacido para aprovechar el tiempo y el espacio que nos ha correspondido.

Desaprovechar el tiempo y el espacio es malgastar la herencia recibida.

El ser humano en su tiempo y espacio natural es lo más grandioso que se ha creado. Debemos cuidarlo hasta la eternidad.

martes, 5 de julio de 2016





EL ÁRTICO SE DERRITE Y TODO SIGUE IGUAL.

¿QUÉ PODEMOS HACER? NO LO SÉ.

PERO NO CEJARÉ EN REPETIRLO Y SEGUIR NO CONDUCIENDO PARA NO CONTAMINAR.

LA LABOR DE  "GREENPEACE" 
ES INCONMENSURABLE.

lunes, 4 de julio de 2016

“VIVIR A PARTIR UN PIÑÓN”.



“VIVIR A PARTIR UN PIÑÓN”



Vivir a partir un piñón quiere decir vivir incondicionalmente con alguien a quien se quiere especialmente.
Hay personas con las que nos unimos más allá de la amistad. Eso es amor.
Amar es vivir a partir un piñón con el ser amado.
Partir un piñón no debe ser solo en el amor.
Partir un piñón en el deporte; partir un piñón en el trabajo; partir un piñón con el vecino; partir un piñón con el amigo…
La vida es muy corta y muy importante para perderla sin partir piñones.
La vida se llena de contenido partiendo piñones con quienes lo necesitan, que eso es ayudar y servir a quien necesita nuestra ayuda, que la debemos dar para partir un piñón con esa persona.
Perder el tiempo sin hacer nada, solo se puede cuando hay que descansar, que entonces no es perder el tiempo sino descansar.
Perder el tiempo pudiendo servir, es malo y perjudicial tanto para los que les hemos fallado como para el que ha fallado.
Perder el tiempo sin necesidad, es un pecado de lesa humanidad.
Nadie, salvo una imposibilidad, está dispensado de no ayudar, de no partir un piñón con quien nos necesita y a quien tenemos que servir, sirviendo.
Vivir a partir un piñón, con quien nos necesita, debe ser lo normal, lo racional y lo urgente sin disculpa, y si fallamos sea con mucha culpa.
Vivir a partir un piñón es ser y corresponder con amor.
Vivir a partir un piñón es querer con pasión.
Vivir a partir un piñón es una obligación.


domingo, 3 de julio de 2016

LA BUENA Y LA MALA VOLUNTAD.




LA BUENA Y LA MALA VOLUNTAD.




La buena voluntad genera libertad y cariño con honestidad. 
La mala voluntad genera el mal como cosa natural.
Males que dejan huella y atacan a la sociedad, provienen de la mala voluntad.
La mala voluntad es rencor.
La buena voluntad es amor.

viernes, 1 de julio de 2016

¿POR QUÉ Y PARA QUÉ ESCRIBO?.



¿POR QUÉ Y PARA QUÉ ESCRIBO?


¿Por qué escribo? Por mis creencias y conciencia.
¿Para qué escribo? Para tratar de ayudar y mejorar.
Mis creencias se resumen en el primer Mandamiento: amar a Padre Dios sobre todas las cosas y a usted como a mí mismo.
Mi conciencia es la consecuencia de mis creencias.
Mi familia me educó espartanamente -lo que agradezco profunda y eternamente- y me dieron un motor que ha movido mi vida, y que me hace escribir, constantemente, tratando de ayudar y de mejorar.
Lo que escribo me hace responsable.
Mi conciencia dirige mi comportamiento y me exige -como consecuencia natural- ser responsable y honesto, tratando de ser consecuente.
Desde que me jubilé dedico más tiempo a trabajar que cuando estaba en activo. También por mis creencia y por mi conciencia... y porque dispongo de más tiempo.
Los jubilados somos un activo de valor incalculable. Tenemos la experiencia, que es la madre de la ciencia. Y tenemos tiempo.
Perder el tiempo como jubilado y no ayudar es un pecado de egoísmo: es desidia, ser maleducado, desagradecido, perverso. Tenemos una responsabilidad con la sociedad y con la propia conciencia.
Ruego benevolencia y perdón para todos los que erramos y pecamos.
Mis errores y pecados son un peso que trato de quitarlo trabajando por los demás y sin pedir nada a cambio, para ser merecedor del perdón.
¿Por qué escribo? Para cumplir con mi obligación.
¿Para qué escribo? Para cumplir con mi obligación.
¿Por qué sigo escribiendo? Porque la responsabilidad y la obligación expiran un segundo después de la muerte. Hasta entonces seguiré escribiendo y solicitando la ayuda de los demás. Necesito sus lecturas y su honesta participación. Por favor, ¡ayúdenme con sus juicios y recomendaciones!
Como creyente, que Padre Dios les bendiga, a uds., a sus familias, a sus amigos, a sus vecinos... al mundo entero. Les ruego que lean y comenten mis escritos para que entre todos ayudemos y consigamos lo que necesitamos.
¿Y para qué escribo? ¡¡¡Para que la honesta participación de la unión sea la solución!!! Y más si soy jubilado, si tengo libertad y amo apasionadamente, tratando de ayudar con lo que escribo.

“No solo yo, todos tenemos la obligación de nuestra constante honesta participación tratando de ayudar”.