domingo, 31 de mayo de 2015



REFLEXIÓN. MÁXIMA.




"No perdamos el tiempo ni el espacio de la vida, si se pierde no se consigue jamás".

viernes, 29 de mayo de 2015

"A VUELTAS CON LA VIOLENCIA"



“A VUELTAS CON LA VIOLENCIA”



La agresividad se está convirtiendo en un tema de rabiosa actualidad, con la enorme incidencia de la gravedad de su existencia, de su elevada frecuencia y de sus tremendas consecuencias.
La cultura recibida desde niños, aceptada y practicada, es el antídoto para la violencia.
La violencia es una consecuencia. Es la consecuencia de la mala educación en donde se desarrollan los extremismos, radicalismos, fanatismos…
Las consecuencias violentas del mal ejercicio del poder son tan drásticas y efectivas que matan, quitan la vida, hasta con premeditación y alevosía.
La vida es sagrada. Nadie, pero nadie, tiene el menor derecho a quitar la vida.
En la pena capital, sólo con que una vez se haya quitado una vida por error, ya es suficiente razón para no volver a quitarla.
Hay también en estos momentos la llamada “violencia de género”.
En mi juventud el hombre que maltrataba a una mujer era considerado cobarde, era uno de los mayores insultos y causa de rechazo social que existía.
En mis primeros 50 años sólo existió un crimen. ¿Cuántos hoy?
No pretendo lamentarme, porque no creo que sea solución. Sólo trato de ser objetivo, buscar soluciones y proponerlas.
Mi solución es la educación.
Los padres que salen de sus casas a las 8 a.m. y regresan a la 6 p.m. no pueden educar a sus hijos. La sociedad tiene que buscar una solución a este gravísimo problema.
Si esos hijos de padres ausentes siguen siendo buenos es de milagro, es la gran demostración del fondo de bondad innata que hay en el ser humano.
La violencia es una consecuencia.
Los fanatismos son una consecuencia de los radicalismos.
Sin educación es normal la violencia, los fanatismos y todos aquellos males que se derivan de la falta de educación.
Si no hay educación la violencia es una consecuencia inmediata. Cuidemos la educación, que sea el centro del esfuerzo personal y de la sociedad.

miércoles, 27 de mayo de 2015

lunes, 25 de mayo de 2015

“¡¡¡LA PAZ ESTÉ CON USTED!!!”




“¡¡¡LA PAZ ESTÉ CON USTED!!!” 



La paz es la reina de la convivencia. Permite que la existencia se desarrolle en un ambiente de felicidad y de libertad.
La paz es una consecuencia de la educación recibida: un valor heredado, aprendido y vivido.
La paz no se improvisa, se hace y se desarrolla por la vivencia de la honestidad y de la lealtad.
El mundo, y todos nosotros, viviríamos en paz, en la plenitud de la paz, si nuestro comportamiento estuviera animado por el amor.
Vivir sin paz es vivir sin felicidad.
No entiendo cómo, sabiendo lo que nos dan la paz y la felicidad, vivimos de espaldas a ellas.
La paz se consigue con el esfuerzo, el tesón y sobre todo con la honestidad y con el amor.
¡Que Usted de la paz! ¡Que la paz esté con Usted! ¡Que la paz nos llegue a los demás, a todos, porque yo, como Usted, la he recibido y la he compartido!
Gracias por su paz. Por mi parte, le entrego mi paz. Y, así, juntos, viviremos la paz.
La paz es el espíritu y la vivencia del bien en el comportamiento humano, porque nos amamos.
No hay paz sin amor, ni amor sin paz.
La paz es el logro para la felicidad y para la libertad.
Sin paz no hay felicidad ni libertad.
¡¡¡La paz esté con Usted!!!



domingo, 24 de mayo de 2015

DESEO, NECESIDAD Y REALIDAD.




DESEO, NECESIDAD Y REALIDAD.





“Con amor y educación no hay violencia. Hay querer, amor y pasión”

viernes, 22 de mayo de 2015

“LA HONESTIDAD. ¿VALOR EN ALZA?



“LA HONESTIDAD. ¿VALOR EN ALZA? 




La honestidad es el comportamiento del bien sin mirar a quien.
La honestidad es el cimiento de todo lo bueno que hacemos.
La deshonestidad es el cimiento de todo lo malo que hacemos.
La corrupción es una consecuencia de la deshonestidad.
Cuando el mal está extendido de forma alarmante es causa de la deshonestidad en un porcentaje alto de la sociedad.
Aceptar el mal como cosa natural, es la gran manifestación de la mala educación y de la falta de valores: todo como consecuencia de la deshonestidad.
El ser humano es bueno por naturaleza. Pero el mal se contagia. Todos tenemos tendencias que hay que corregir. La educación es lo que afirma y define la bondad. La que corrige. Los valores le dan cimiento a la bondad.
El ser humano con valores y educación hace el bien como cosa natural.
Amar y ser amado sólo es posible con el bien, con la educación y con los valores, teniendo todo como cimiento la honestidad.
La honestidad es valor por antonomasia en la vida personal, social y natural.
Sin honestidad no hay bien, hay mal, corrupción y degeneración.
Aún el poder del bien no ha sido vencido por el mal, pero vamos camino de ello.
Confío en la bondad natural del ser humano, de sus valores y de la educación. Para que exista la felicidad y la libertad a la que estamos llamados, para la que hemos nacido.
Esa felicidad y libertad existe si hay honestidad. Sin honestidad no hay felicidad ni libertad.
¿Necesitamos a la honestidad? ¿La honestidad es un valor en alza?
¡Por favor! ¿Dónde está usted? Necesitamos, urgentemente, su opinión como necesaria aportación.
¿Cree usted que la honestidad es un valor en alza? 

miércoles, 20 de mayo de 2015

¿LO CREE USTED?



¿LO CREE USTED?






 "La felicidad y la libertad necesitan de la mayoría para que sean una realidad"

lunes, 18 de mayo de 2015

“LA DESTRUCCIÓN DE UNA CIVILIZACIÓN”



“LA DESTRUCCIÓN DE UNA CIVILIZACIÓN”



Una mayoría sin valores morales o religiosos desencadena la  destrucción de una civilización.
¿Qué es no tener valores?
No tener valores es vivir de espaldas a las normas de convivencia.
La convivencia se basa en el respeto mutuo.
La droga, los padres que no educan a sus hijos, el libertinaje –que no es lo mismo que la libertad– el dominio de los poderes perversos, la falta de respeto..., así se podría seguir enumerando razones que conducen a la autodestrucción de una civilización.
Los grandes fundamentos de la perversidad se basan en los pasotas, los individualistas, los egoístas, que al sólo vivir para sí, olvidan que la vida, la felicidad y la libertad se crean, se desarrollan y se viven con la honestidad y con la participación.
La felicidad está en compartir lo bueno, por recibir lo bueno, y por dar lo bueno.
La bondad es el cimiento de la felicidad.
La bondad se aprende desde niño y se desarrolla a lo largo de la vida  con valores.
La falta de valores, y, como consecuencia, el indiferentismo, conduce, con certeza y a gran velocidad, a la destrucción de la especie humana.
La libertad es un don de valor incalculable. La libertad permite dar el bien o el mal, de acuerdo a los valores del que da. Y de acuerdo a lo que repartimos así será el final.
¿Qué reparte la mayoría en estos días? ¿Qué vive hoy la mayoría?
¿Hay miseria, en medio de la abundancia?
¿Hay corrupción?
¿Qué apoyo y leyes protegen el medio natural, el hábitat natural?
¿Cómo se siente usted? ¿A qué grupo humano pertenece?
¡Hasta tanto no haya una mayoría honesta y que imponga la honestidad, no hay posibilidad de parar la autodestrucción!
¿Qué puedo hacer, qué debemos hacer?
Según contestemos a esta pregunta nos lleva a la solución o a la autodestrucción.
¿Cómo ve usted el panorama y cómo augura el futuro inmediato?
¿A qué grupo pertenece: es pasota o es habitatista?
¿Contribuye a la autodestrucción de nuestra civilización?
¿O por el contrario, vive y hace lo que puede y debe hacer?
A usted le dejo la solución.
Gracias por su ayuda y que tenga su justa compensación interior.

domingo, 17 de mayo de 2015

“LA ASCENSIÓN”




“LA ASCENSIÓN”



La ascensión es la acción y el efecto de ascender. La Ascensión por excelencia es la de Jesucristo a los Cielos.
Celebramos el día de la Ascensión como acontecimiento destacado - misterio - en la vida de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana.
“¡Sin la Resurrección vana es nuestra fe, vana es la religión!”.
La Resurrección demuestra la Divinidad. La Ascensión la confirma.
Acontecimientos como la Ascensión debemos festejarlo, recordarlo y aprovecharlo para darlo a conocer. Como lo estoy haciendo yo ahora.
Hay que hacer un proselitismo honesto, respetuoso, de la Divinidad y de la Bondad de Dios.
La bendición fue el último gesto de Jesús antes de partir en su Ascensión.
¡Ven oh Santo Espíritu y abre las mentas y los corazones para que adoremos a Jesucristo Resucitado, y ahora elevado a los Cielos desde su Ascensión!
Antes de partir a los cielos Cristo confirma en la fe a los Apóstoles y les enseña que el poder que van a recibir viene del poder divino, y así les habló con la Majestad propia de Dios: “Se me ha dado todo poder en el Cielo y en la tierra”.
Los Apóstoles reunidos en el monte que Jesús les había indicado, el monte de los Olivos, contemplaron la Ascensión, después del anuncio que les hizo Jesucristo de que recibirían el Espíritu Santo:“que descenderá sobre ustedes y serán mis testigos en Jerusalén , en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra”.
Y San Lucas nos describe aquel momento: "mientras ellos miraban, se elevó, y una nube lo ocultó a sus ojos”.
La vida de Cristo en la tierra no concluye con su Ascensión a los Cielos. Jesús se queda, para siempre, en la Hostia Consagrada y Sagrada.
Jesucristo nos deja, y para no caer en la tristeza de su ausencia material por la Ascensión, nos dice que acudamos a su Madre y nuestra Madre la Virgen María. Como hicieron los apóstoles: "entonces tornaron a Jerusalén… y oraban unánimemente… con María, la Madre de Jesús".
Los Apóstoles regresan a Jerusalén en compañía de la Virgen Santa María, para esperar, junto a Ella, la venida del Espíritu Santo.
Volvamos así nosotros a nuestras Iglesias para adorar a Cristo Sacramentado, recordar y rememorar la Ascensión, y seguir siendo fervientes ciudadanos que, con nuestra honestidad y participación, preparemos la próxima fiesta de Pentecostés, la Venida del Espíritu Santo.
La Ascensión ya se realizó. De ella participamos con profunda devoción.

ORACIÓN.


ORACIÓN.



“Te doy gracias Padre Dios mío, por todos los beneficios recibidos”.

                            

viernes, 15 de mayo de 2015

“SER BLOGUERO”




“SER BLOGUERO”



Ser bloguero es una gran responsabilidad. Y lo es porque por este medio se llega al mundo entero.
Ya no hay fronteras que impidan la comunicación y la información. En segundos estoy en mis antípodas, y viceversa: yo aparezco en las antípodas de otras personas.
La globalización es una maravillosa realidad, con una enorme responsabilidad.
De lo que escribimos -en los medios modernos de la comunicación- se entera el que quiere.
Ya no hay fronteras para la información, lo que es una gran satisfacción y una gran obligación y responsabilidad de informar con honestidad.
Hoy más que nunca no vale el “todo vale”. El daño o el mal causado pueden ser universales.
Hay quien con su blog, con su web, llega a miles, cientos de miles de personas en segundos. ¡Qué sana envidia! Lo máximo que he conseguido han sido 280 visitas en un día, en este su blog. Y me siento asombrado, agradecido, ilusionado, con una gran esperanza y con enorme responsabilidad.
Sean estas palabras la expresión más agradecida y de eterno reconocimiento a todas esas personas, del mundo entero, que me hacen el honor y la responsabilidad de leer mis escritos, que lo único que pretenden es tratar de ayudar a tener un mundo feliz, libre y natural.
Gracias por tanto.
Seguiré mientras mis condiciones físicas y mentales me lo permitan, que ya no debe ser por mucho tiempo. Por eso escribo, y escribo con las ansias de conseguir un mundo mejor. Ustedes me ayudan tanto y quisiera expresarles mi eterno agradecimiento, a lo que trato de corresponder con mi mayor honestidad, saber, deber y entender.
Ser bloguero es una gran responsabilidad y es una especial oportunidad.
Saben que soy creyente, y como tal: “Que Padre Dios, la Virgen Santísima, y la Corte Celestial les bendiga, a sus familias, amigos, vecinos y al mundo entero”.
Gracias, y que sean tan grandes, felices y libres como son la esperanza, la ilusión, y la responsabilidad con que escribo, y el amor que les tengo.

miércoles, 13 de mayo de 2015

MÁXIMA.



MÁXIMA.


“No dar el nombre y ser anónimo es señal evidente de cobardía y de felonía”.

lunes, 11 de mayo de 2015

“LA AMABILIDAD”



“LA AMABILIDAD”


La amabilidad es la reina de la buena educación.
La amabilidad engendra la amistad. La protege y facilita su desarrollo. La amabilidad facilita la felicidad.
La buena educación es el cimiento de la amabilidad, de la felicidad y de la libertad.
Una sonrisa, un apretón de manos, una palmada en la espalda, un abrazo, no quejarse sin razón… son modos sencillos de repartir felicidad.
Si estuviese regido por la amabilidad, si todos fuésemos amables, el mundo sería lo que tiene que ser: un espacio y un tiempo maravilloso, digno de recordar y de vivir.
No se puede repartir el bien sin la amabilidad.
El ser humano es el único ser del Planeta Tierra que puede ser amable y que puede disfrutar de la amabilidad de sus congéneres.
Es más rentable ser amable, que ser desagradable.
¡Qué alegría tan grande la que uno siente cuando es amable! ¡Qué alegría tan grande la que uno siente cuando es tratado por una persona amable! ¡Qué desagradables son los maleducados como los envidiosos!
Una sonrisa a tiempo, endulza la amargura del momento.
La amabilidad engendra bienestar, satisfacción y felicidad.
Seamos siempre lo más amables que podamos. De esta manera, fortalecemos nuestra felicidad, la felicidad del amigo, y la felicidad del vecino.
En efecto: ¡la amabilidad es la puerta de la felicidad! 

domingo, 10 de mayo de 2015

ACERTIJO, ADIVINANZA.



ACERTIJO, ADIVINANZA.


PRIMER PUBLICADO domingo 10 de mayo de 2015, y mi 500 publicación.

Mi querido lector: le presento un acertijo, una adivinanza que me he atrevido a inventar.
Le ruego me diga  ¿Qué es lo que le sugiere? ¿Qué significado tiene? ¿Qué quiero decir? ¿Qué significa para usted?
Por favor, léalo, y piense ¿qué significado tiene?
Gracias y, como siempre, un fuerte abrazo con los mejores deseos.  Luis C.


“Camino sin cesar
 en la búsqueda de lo que quiero encontrar,
y encuentro lo que quise encontrar”.

El amor.

sábado, 9 de mayo de 2015

“NUEVA ENTRADA DE UN NUEVO PAÍS”.


“NUEVA ENTRADA DE UN NUEVO PAÍS”


Hoy tengo el honor, la alegría y la responsabilidad de informales que ha entrado por primera vez el país: Sri Lanka.
Este país hace el 83 que han entrado este blog.
Este blog pretende, con un gran amor y humildad, ser una ventana de los valores para una feliz y libre convivencia.
Amo apasionadamente al ser humano y a la Naturaleza porque es nuestro hábitat natural.
Mi vida y mis acciones pretenden ser un servidor de ustedes.
Gracias por leerme, hacer comentarios que amplían y mejoran lo dicho, y gracias por la bondad, la felicidad y la libertad que recibo de ustedes.

viernes, 8 de mayo de 2015

“¿TENEMOS QUE CAMBIAR DE SOCIEDAD?”



“¿TENEMOS QUE CAMBIAR DE SOCIEDAD?”    


No tengo la menor duda: ¡tenemos que cambiar de sociedad!
Estamos viviendo una crisis corruptora por falta de valores morales o  religiosos.
Se extorsiona, se corrompe, se roba, se amenaza… en pocas palabras: la  corrupción se ha generalizado en todos los órdenes de la vida humana como cosa natural.
La corrupción es un cáncer social que lo invade todo, hasta en las religiones: matar, robar, degenerar… en nombre de Dios.
El mal se ha generalizado y hasta nos hemos acostumbrado a vivir con él.
El ejemplo aterrador es el porcentaje de personas individualistas que viven su vida, sea corrupta o no, de forma que consideran muy natural: siempre que su estándar de vida no sea afectado.
La sensibilidad social y sus problemas se suele manifestar en algunos  medios de comunicación, y hay quien la fomenta y rentabiliza como  medio de vender, para ganar dinero.
¡¡¡¡Hasta tanto no volvamos a vivir con una mayoría honesta que logre imponer el buen comportamiento, seguiremos camino de la autodestrucción social, económica y vivencial con el añadido mortal de la destrucción de nuestro hábitat natural!!!!.
Aceptamos –porque no hay un rechazo frontal– el mal en el vecino, como cosa natural. ¡El pobre! ¿Qué mal lo debe de estar pasando? ¡No hago nada por ayudar, por ejemplo reduciendo mis propios beneficios sobrantes en beneficio de los demás!  Me limito a criticar la situación para sentirme mejor.
¡Hay riqueza de sobra! ¡Y no sobra nada!
Guerras, muertes violentas, violencia de género, crímenes por quitarle  unos zapatos, extorsión, corrupción…Y sobre todo, pasotismo –que es el  crimen social por excelencia– cuando sé el problema del vecino y no  coopero a remediarlo. Hay quien no quiere enterarse, o pasa tanto que  ni se entera.
Aquí reside el mal de males: ¡¡¡NI ME ENTERO!!!
Tenemos que cambiar, YA, o vamos a la autodestrucción del hábitat natural y de la vida normal, como la cosa más natural.
El Planeta Tierra no sólo va a ser inhabitable por el calentamiento físico del cambio climático, sino también por la aceptación del mal como cosa natural.
¡Todos, pero todos, somos culpables, si no cooperamos al bien general!
¡¡¡O cambiamos de sociedad, o no sobreviviremos al mal!!!


miércoles, 6 de mayo de 2015

MÁXIMA DE MI EXPERIENCIA.



    MÁXIMA DE MI EXPERIENCIA.





“El extorsionador y su extorsión lo arrastran a su perdición”

lunes, 4 de mayo de 2015

“EL ARREPENTIMIENTO”.



“EL ARREPENTIMIENTO”


  
El arrepentimiento es la virtud de los sabios y de los santos.
En general, consideramos sabio a quien sabe lo que no sabemos los demás, a quien sabe un poco más, o a quien lo sabe mejor. Ahora bien, también es sabio quien sabe arrepentirse, quien practica la virtud de la humildad.
Santo es el que ama sin límite, vive para el amor, y muere por, con y para el amor.
El arrepentimiento conduce a la felicidad. No hay felicidad sin arrepentimiento.
La humildad es condición "sine qua non" del arrepentimiento.
¡Dichoso el humilde, que alcanza el bien espiritual y el reconocimiento material!
La humildad es la virtud de la felicidad, de la grandiosidad y de la hermandad.
Quien se arrepiente allana el camino: promueve la reconciliación donde había desunión y separación.
Arrepentirse crea un estado de felicidad, de agradecimiento, y de satisfacción, que lleva por el sendero de la perfección.
¡Dichoso el arrepentido! Alcanzará el bien.
El arrepentimiento es el camino de la santidad, de la felicidad y del enriquecimiento moral y material.
No hay felicidad sin arrepentimiento, ni arrepentimiento sin humildad.
Dichoso el humilde que arrepentido consigue la felicidad.
El arrepentimiento conduce al bien, a la posesión del bien, para tener la paz y la posesión del conocimiento del bien.
¡Dichoso el arrepentido, porque tendrá lo merecido!

¿Y todo esto para qué sirve?
Para que usted reflexione y vea: si es humilde, si se arrepiente y pide perdón por los errores que comete, si se preocupa de la felicidad del amigo, del vecino…
También: ¿Es usted una buena persona? Si ha leído este tema y reflexionado es usted una gran persona
Todo el que se arrepiente, crecerán en sabiduría y santidad.

domingo, 3 de mayo de 2015

MÁXIMA DE MI VIVENCIA.



   MÁXIMA DE MI VIVENCIA.




"La piedad, como amor entrañable, es un cimiento de la felicidad".

viernes, 1 de mayo de 2015

“¡QUÉ ES LA HONESTA PARTICIPACIÓN!”



“¡QUÉ ES LA HONESTA PARTICIPACIÓN!”



La honestidad es el comportamiento gobernado por la regla de oro: no querer para un tercero lo que no se quiere para uno mismo.
La honestidad no es acomodaticia. La honestidad es constante: procurar siempre la bondad y el bien, con ausencia total del mal.
La honestidad es el comportamiento que toma como base la verdad y la justicia, dando a cada uno lo que le corresponde.
La participación es el comportamiento moral de quien nunca deja de cooperar al bien general y al bien particular. Si, además, no se pide nada cambio es camino de santidad.
La honesta participación es la ineludible obligación que tiene todo ser humano viviente de cooperar, en cualquier circunstancia, al bien de la comunidad y al bien personal.
La honesta participación tampoco significa que lo único que tenemos que hacer es participar dejando al lado nuestras obligaciones.
Participar no significa que todos seamos los presidentes o responsables ejecutivos de cualquier sociedad. Somos y hacemos lo que podemos, pero lo hacemos.
La participación no es otra cosa que la obligación de asistir (si se puede), aceptar, y ejecutar lo que se ha acordado para el bien, y con el apoyo de la mayoría. Esta obligación es irrenunciable.
La honesta participación es el obligado comportamiento de hacer el bien, en especial sin pedir nada a cambio, por amor.
La honesta participación es cooperar al bien por obligación.