domingo, 29 de junio de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA



MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA

 
 
 

“La felicidad es amar y ser amado en la
libertad”.

martes, 24 de junio de 2014

LA MUJER”


“LA MUJER”
 
La Virgen María fue la Madre de Nuestro Señor Jesucristo, Dios hecho hombre. La Virgen es, ha sido y será la persona más grande e importante de la humanidad. La Virgen es una mujer.
La mujer está dotada de unas características físicas, emocionales y psíquicas excepcionales. La mujer es más resistente al dolor que el hombre. Es más reflexiva. Es más firme ante las tentaciones y ante las contradicciones.
La virginidad es un don grandioso, en especial en estos días. Hay quien no valora la virginidad. Hay quien desprecia la virginidad. En estos tiempos, es posible que alguna mujer virgen se considere anticuada. ¡No es verdad! Algo similar pasa con la protección de la vida: los detractores del aborto y de la eutanasia son menospreciados.
Los valores morales, éticos y religiosos han sido, son y serán eternos. La mujer es una garante de esos valores.
La igualdad entre la mujer y el hombre está en tener los mismos deberes y derechos, las mismas responsabilidades y las mismas satisfacciones.
Es difícil hablar de igualdad sin tener en cuenta el género. El hombre suele tener más fuerza física que una mujer. Pretender que todas las mujeres tengan las mismas fuerzas que los hombres, para considerarlas iguales a los hombres, es un disparate.
No creo que exista algo - relacionado con el género - que la mujer no sea capaz de hacer y de ser merecedora.
Cuando exista la verdadera igualdad, y se viva entre mujeres y hombres, el mundo cambiará y mejorará de manera inimaginable.
Sin embargo, hay mujeres que confunden la igualdad con el igualitarismo. Y son conceptos distintos.
Amo, apasionadamente, a la mujer. Su atracción física, intelectual y moral me impresionan y me llenan de ilusión y alegría. La mujer refuerza mis deseos de honestidad, de honradez y de amor.
Mis recuerdos felices, como viudo, son imborrables y eternos. También lo son mis arrepentimientos.
Aprovechen el tiempo los que se aman, no lo desperdicien. El tiempo no vuelve y se pierde para siempre.
Con mi profundo agradecimiento - le debo mi vida a mi madre – y con mi reconocimiento a la mujer, sueño poder sentir la cercanía de una mujer amada. Aunque le rogaría perdonase mis errores y defectos, que son muchos.
Padre Dios bendiga la belleza, las virtudes y los valores de las mujeres. Sigan siendo el fundamento de la felicidad, y con ellas podamos compartir la responsabilidad, el honor y la alegría de la libertad. Y todo ello con amor.
No existiría el mundo y la vida sin la mujer. Sin ella, no existiría la felicidad.

domingo, 22 de junio de 2014


BENDICIÓN DE LA MESA.

La oración que uso para Bendecir la mesa:

 

 

“Padre Dios, bendice los alimentos que vamos a tomar.
Bendice a los que vamos a comer.
Y bendice al mundo entero”


 





 





jueves, 19 de junio de 2014

“HÁBITAT - LOGISTA” “HÁBITATISTA” “HABITATISTAS”




“HÁBITAT - LOGISTA” “HÁBITATISTA” “HABITATISTAS”

Más que eco-logista soy “hábitat-logista” o “hábitatista” o “habitatista”.Tengo la obligación de proteger nuestro hábitat natural.
Creo en el ser humano honesto y participativo, y estoy dispuesto a dar mi vida por ello, porque soy hábitatista.
Dicho el fundamento, añado que la necesidad de seguir viviendo en un hábitat natural, es imprescindible y perentoria.
Cualquier cambio que perjudique al hábitat natural, afecta directamente al ser humano y todo lo que habita sobre el Planeta Azul, la Tierra. Esto hoy lo sabe la humanidad entera.
Entonces ¿Por qué estamos destruyendo nuestro hábitat natural, imprescindible para seguir viviendo de forma natural?
Esta destrucción es irracional. Esta destrucción es una locura. Esta situación es remediable.
Necesitamos, urgentemente, una mayoría de hábitatistas, que induzcan al resto a comportarse de forma racional y humana.
El poder perverso – que se perjudica y es esclavo por igual – nos ha esclavizado y lo sigue haciendo, y nosotros lo estamos aceptando con nuestra pasividad y falta de comportamiento honesto y participativo, dándole la autoridad a los pasotas e individualistas, verdadero cimiento del poder perverso.
Esto lo sabemos perfectamente ¿Por qué seguimos entonces siendo esclavos?
La libertad es de los mayores dones y responsabilidades que hemos recibido por ser seres humanos. Pero ¿Qué libertad tenemos? ¿Decir lo que queramos?
La libertad es hacer lo que debemos escogiendo nuestros actos responsablemente y de acuerdo con el fin de las cosas.
La libertad nos exige el deber ineludible y maravilloso de ser honestos y participativos.
Hábitatistay libertad son dos sinoónimos.
Los hábitatistas damos nuestra vida por los seres humanos y por su hábitat natural.
¿Quién no es hábitatista? ¿Usted conoce a alguien que no sea hábitatista? ¿Quién se daña a sí mismo de forma deliberada? Supongo que salvo un anormal, todos los demás somos hábitatistas.
¡Por favor. Seamos hábitatistas! Y la compensación será dejar a las siguientes generaciones un Planeta Tierra con un hábitat totalmente natural y habitable.
¿Qué podemos dejar - cumpliendo con nuestra obligación, no simple devoción - mejor que una Tierra naturalmente habitable, como aún la tenemos?
Por favor. Seamos humanos honestos, participativos y libres. Y la gracia adornará nuestra vida, siendo hábitat-logistas, hábitatistas, habitatistas.
Gracias y que Padre Dios les bendiga, como lo hago yo.

domingo, 15 de junio de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA.



MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA

 

Si pide perdón al mal que hizo, se perdona y no se sea rencoroso.

viernes, 13 de junio de 2014

“PENTECOSTÉS”


Publico hoy por la excepción del Acontecimiento.


“PENTECOSTÉS”


Pentecostés ha sido y sigue siendo una de las fiestas grandes de la humanidad.
Recordamos y festejamos la Venida del Espíritu Santo sobre el colegio apostólico, y sobre todos nosotros.
¡Le debo tanto al Espíritu Santo, que sin Él ahora no estaría escribiendo -ni antes habría escrito nada- cosas y hechos que me llenan el alma, y que deseo transmitir para el bien de todos!
Pentecostés se remonta a la antiquísima fiesta en la que se daba gracias a Padre Dios por los frutos de la cosecha. Posteriormente se festejaba el recuerdo  de la promulgación de la Ley que Padre Dios nos dio en monte Sinaí.
En la actualidad festejamos la Nueva Alianza. La llegada del Espíritu Santo Dios con todos sus frutos, dones y alegrías.
Jesucristo Dios nos dejó dicho: El Paráclito, el Espíritu Santo… os lo enseñará todo y os recordará todo lo que os he dicho.
Necesitamos al Espíritu Santo para comprender las verdades que nos enseñó Nuestro Señor Jesucristo.
La venida del Espíritu Santo nos santifica con todas las oraciones e inspiraciones. Encamina nuestras vidas.
La llegada del Espíritu Santo nos ilumina para anunciar y recordar la Muerte y la Resurrección de Jesucristo, Hijo de Dios.
Nuestra santidad y nuestra eficacia en la vida dependen de la correspondencia los dones e inspiraciones del Espíritu Santo.
¡Ayúdanos Espíritu Santo. Llenas los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor! ¡Y renovarás la faz de la tierra!
Terminamos con el himno que se canta en la Santa Misa del día de Pentecostés (el domingo pasado): Ven, Espíritu Santo, y envía desde el cielo un rayo de tu luz. Ven, padre de los pobres; ven, dador de las gracias; ven, lumbre de los corazones. Consolador óptimo, dulce huésped del alma, dulce refrigerio. Descanso en el trabajo, en el ardor tranquilidad, consuelo en el llanto. ¡Oh luz santísima!, llena lo más intimo de los corazones de tus fieles (…). Concede a tus fieles que en Ti confían, tus siete sagrados dones. Dales el mérito de la virtud, dales el puerto de la salvación, dales el eterno gozo.
¡Ven Espíritu Santo. Revélanos las verdades y que las cumplamos. ¡Haznos santos!

martes, 10 de junio de 2014

“LA PAZ SEA CON USTED”

Para conmemorar el centenario de la Consagración de Nuestra Sra. la Virgen del Pino como Patrona, La Virgen ha bajado, multitudinariamente, desde su Basílica en Teror (pueblo en el interior de la isla), a la ciudad de Las Palmas, y permanecerá en la Catedral hasta el 14 de los corrientes.
Queriendo unirnos a este acontecimiento, dedicamos estas letras deseándoles que “La Paz sea con usted”.


“LA PAZ SEA CON USTED”


  
En las islas Canarias tenemos un habla peculiar que, entre otras cosas, se caracteriza por no usar el "vosotros". Usamos el "ustedes". En la España peninsular el título de estas líneas sería “La paz sea con vosotros".
Hecha esta aclaración, entremos en el tema de hoy.
El saludo diario debería ser: La Paz sea con usted / ustedes. Éste debería ser el inicio de nuestros días. Y para esto no se necesita creencia doctrinal alguna: basta ser un ser humano que trata de ser bueno. Así podremos crear el ambiente amable de intimidad y relación que tanto necesitamos porque solucionaría la mayoría de los problemas.
“La paz sea con usted” es un signo de amor profundo, de amor a Dios y de amor al ser humano. Sirve para todos. Como hemos dicho, este saludo no tiene credo.
El saludo y la despedida habitual deberían ser “La Paz sea con usted”.
La sonrisa, como el saludo cariñoso, rompe las tinieblas que podamos tener en ese momento. Vete en paz, la paz sea con usted.
Si al desear la paz le añadimos la caridad, el saludo se convierte en un bien inconmensurable que puede llegar a la eternidad.
Se necesita tener paz para darla. Y es muy fácil tenerla.
San Agustín, el gran doctor de la Iglesia, dijo: la verdadera paz es “la tranquilidad en el orden”. Orden entre todos nosotros y los demás. Si tenemos y conservamos ese orden tendremos la paz, y podremos transmitirla.
El orden es signo de justicia, como lo es la paz.
Sin orden no hay paz ni justicia. ¡Vivimos con orden cuando creamos la paz y la justicia entre nosotros!
¡Siempre podremos vivir y repartir a diario la misericordia!
Don Álvaro del Portillo dijo: “Donde hay amor a la justicia, donde existe respeto a la dignidad de la persona humana, donde no se busca el propio capricho o la propia utilidad, sino el servicio a Dios y a los hombres, allí se encuentra la paz”.
Tenemos que comenzar por tener nosotros la paz y luego transmitirla a todos.
La paz verdadera es la que nos hace preocuparnos por los demás, tanto como de nosotros mismos.
Hace veinte siglo Jesucristo nos dijo: la paz os dejo, mi paz os doy.  Y nos lo dijo a cada uno de nosotros, creyentes o no, para que la vivamos y la compartamos.
Con la paz se encuentra el verdadero sentido de nuestras vidas.
La Paz es Padre Dios.
Ser de buena voluntad coopera para tener y querer la paz
Tener y llevar la paz es dar y entregar la felicidad. Y si se hace con sentido sobrenatural, es cooperar a una mayor libertad.
Con la paz se acaba el desasosiego y llega la felicidad y la libertad.
¿Compartimos y repartimos la paz, y con ella la felicidad y la libertad? Si es así “La paz sea con usted”.

domingo, 8 de junio de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA.


 MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA.


“Los títulos y honores dan responsabilidad,
pero la participación y la honestidad
 las podemos tener todos con facilidad”

martes, 3 de junio de 2014

“EL VOTO”.

“EL VOTO”.


¿Qué es el voto? El poder de aportar, por el derecho y la libertad, nuestra creencia y nuestra decisión para el bien de todos.
El porcentaje del voto, la participación, denota y demuestra el grado  de credibilidad, de educación, de honradez y de libertad de un pueblo.
El voto es para elegir a alguien que gobernará y tendrá autoridad.  Quien tendrá la obligación y el honor de trabajar por el bien de los demás, sin pedir nada a cambio.
El voto va siempre en dos direcciones: una, a quien se elije, y la otra la responsabilidad tanto del votante como del elegido.
La honradez en el voto, como en todo en la vida, es fundamental para el buen resultado.
La educación es vital para cualquier acto humano, como lo es el voto.
Entendiendo por mala educación al pasota, al individualista, al que no participa, al que no vota.  
Otro de los indicadores de la mala educación de un pueblo es tener que recordarle sus derechos y sus obligaciones.
En los países con libertad el voto es el fundamento del modo de vida, ejercido e impuesto por la decisión de una honesta  mayoría, y siempre con el respeto debido a las minorías.
La libertad se construye hora a hora, día a día…
La libertad se destruye hora a hora, día a día…
La autoridad en la democracia la tiene el pueblo. El pueblo que participa. El que no participa pierde su autoridad, y se la delega a los que han participado.
El voto, como todo lo que vale en la vida, tiene su sacrificio. Lo que no cuesta suele valer poco, incluso suele ser objeto de un pronto olvido.
¿Todo esto a qué viene? Viene a constatar la triste experiencia de estas elecciones últimas a nuestra Unión Europea.
¿Cuál fue el porcentaje de participación? No hacen falta más comentarios. Tristeza.

domingo, 1 de junio de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA



MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA




“El que antes pide perdón, es signo de arrepentimiento, sabiduría y buen corazón”