domingo, 31 de enero de 2016

PENSAMIENTO Y DESEO




PENSAMIENTO Y DESEO




¿Para qué se vive? Para la honestidad, para la verdad  y para amar, y con ellas ayudar.

viernes, 29 de enero de 2016

“LA FELICIDAD Y LA LIBERTAD DEPENDEN DE LA HONESTIDAD”



“LA FELICIDAD Y LA LIBERTAD DEPENDEN DE LA HONESTIDAD”



No sé cuándo dejaré de repetir la honestidad tiene un valor inconmensurable y es muy necesaria para conseguir la felicidad y la libertad.
La infelicidad es consecuencia del dominio del mal, por la falta de honestidad.
¿Quiénes imponen y reparten el mal? Aquellos que viven sin valores. En definitiva, quienes son deshonestos.
El mal no es un atavismo. El mal es una consecuencia.
Nadie ha nacido para vivir el mal ... Si alguien lo vive, probablemente es porque no contribuye con su honestidad.
“Amar con pasión, es la solución”.
Benditos y alabados sean los honestos, porque tienen y reparten el bien para ayudar. Lo que los hace felices y libres de forma natural.
Ayudar a los demás es la meta obligada de todo bien nacido, educado en valores y que dedica su vida a ayudar a los demás.
Loor y grandeza a la honestidad.
Alabados sean los honestos porque reparten el bien sin mirar a quién.
La felicidad y la libertad dependen de la honestidad de los buenos en su participación de ayudar.
La felicidad y la libertad dependen de la honestidad.







miércoles, 27 de enero de 2016

AMAR Y RESPETAR.





AMAR Y RESPETAR.




 Amar y respeta a la Patria, al Rey, a la bandera, al himno y a las personas en su hábitat natural no es una devoción, es una obligación.

lunes, 25 de enero de 2016

“LA JUSTICIA Y LA CARIDAD”




“LA JUSTICIA Y LA CARIDAD”



La sola justicia no resuelve los problemas.
Se puede llegar a una buena distribución de la riqueza con una armoniosa participación personal y social, y no habrán desaparecido la enfermedad, la soledad o la muerte de un ser querido.
La justicia necesita de la misericordia.
La estricta justicia legal puede llevar a la negación de sí misma, por eso necesita del amor. Un ejemplo puede ser que la justicia oficial apruebe un sistema que oprima, en especial a los de siempre, a los más débiles.
La justicia, la caridad y la misericordia se necesitan.
Hacer justica a secas deja el rescoldo del sentimiento de herido. Se queda uno sentido y herido.
La dignidad del ser humano exige mucho más.
La caridad se complementa con la justicia para ser verdadera caridad.
Ejemplo: creerse caritativo porque uno da de lo que le sobra, cuando es patente la obligación de justicia de dar más.
Vivir la justicia y la caridad con honestidad nos llevaría a ese mundo que aún nos está esperando y que necesitamos.
“Las injusticias seguirán existiendo hasta tanto no haya justicia con caridad”.
¿De quién o de quienes dependen que se haga justicia con caridad? De usted, de mi, y de la mayoría de la sociedad.
Es siempre lo mismo: “hasta tanto no haya una mayoría honesta y participativa, las minorías poderosas dominan, y el mal prevalece como consecuencia”.

La justicia y la caridad la tenemos que vivir todos para tener felicidad y libertad. Lo contrario es lo que ahora vivimos.

domingo, 24 de enero de 2016

MÁXIMA.



MÁXIMA.

Me lo repitió mi madre, quizá aprendido por generaciones:


“Hijos eres, padres serás, así como tú hicieras, así te harán”

viernes, 22 de enero de 2016

“LA FAMILIA”



 “LA FAMILIA”     



La familia es el núcleo principal de las personas, de la sociedad, de la nación y del mundo entero.
Se nace en una familia, de la que hay que aprender los valores en los que desarrollamos la vida.
La familia es el cimiento del edificio de la vida.
Sin la familia no existe felicidad y menos libertad.
La destrucción o desestructuración de la familia es el fin de la sociedad.
La sociedad es la suma de las personas en sus familias.
Hay que dar un grito aterrador avisando de los males que vendrán si la familia sigue destruyéndose.
Los males del momento como el fracaso escolar, el paro, la contaminación… tienen su fundamento último en la falta de una familia unida.
“La familia unida jamás será vencida”
¿Cómo puedo ayudar a la familia?
Todos podemos, con nuestro apoyo, ayudar a la familia como consecuencia de nuestra honestidad.
La honestidad es la base de todo el bien personal y social.
La familia de personas honestas es un ejemplo; son necesarias para la felicidad y la libertad.
¡La familia es el bien personal en donde se sostiene el bien social!
No hay bien social si no hay bien personal derivado de la educación familiar.
Sin familia el mal se agudiza.
La familia somos todos, si todos somos familia.







miércoles, 20 de enero de 2016

GRITO DE DOLOR Y HORROR.



GRITO DE DOLOR Y HORROR.




¿Por qué hay aun paro, pobreza y miseria?
Llegó la corrupción que lo inundó y anegó todo.

¿Qué hacemos para enmendarlo?
No pierdo la esperanza.

lunes, 18 de enero de 2016

“¿QUÉ ESPERO Y QUÉ DESEO?"



“¿QUÉ ESPERO Y QUÉ DESEO?"



¿Qué espero y qué deseo? La plena felicidad en la plena libertad.
¿Cómo conseguirlo? De acuerdo a mi experiencia, con la honesta participación.
¿Hasta cuándo repetiré lo mismo? No lo sé. Al menos hasta que la mayoría sea honesta y participativa.
¿Es posible? No tengo la menor duda que nuestra intervención cambiará el curso de los ríos de la vida.
Lo inesperado acontecerá como consecuencia de nuestra actividad.
¿Qué espero y qué deseo? Que haya esa mayoría necesaria que cambie el curso del mal convirtiéndolo en el bien necesario.
Todo tiene una consecuencia de nuestro comportamiento, hechos o inhibiciones. Si hago, habrá; si no hago, alguien decidirá por mí.
El mal se ha enseñoreado, porque se lo hemos permitido.
Hay riqueza de sobra para colmar la felicidad de todos, sin excepción.
¿Por qué siguen habiendo miseria y muerte?
¿Cómo soy y qué espero y deseo? Eso lo sabemos cada uno de nosotros, y nos olvidamos de lo importante y necesarios que somos todos, sin excepción.
Amo apasionadamente al ser humano y a la Naturaleza. ¿De qué ha servido y me sirve? Quisiera saberlo.
Por favor, ayúdenme. Necesito saber en qué estoy contribuyendo al bien de los demás. ¿Qué debo rectificar y mejorar?
El bien se desarrolla con mi bien. ¿Lo estoy dando y ayudando?
¿Qué espero y qué deseo? Lo que necesito: que haya plena felicidad y libertad en un mundo natural.

¿En qué he contribuido y contribuyo a esa necesidad?

domingo, 17 de enero de 2016

MÁXIMA.


Máxima  para amparar la corrupción y el robo. Su vivencia conduce a la destrucción personal, social y nacional.



“Yo no pido que me den, sino que me pongan donde hay”

viernes, 15 de enero de 2016

“PERDER EL TIEMPO”




“PERDER EL TIEMPO”



Decía el clásico Séneca: “No es que tengamos poco tiempo, es que hemos perdido mucho”.
¿Qué entiendo por perder el tiempo? No hacer el bien.
Se pierde el tiempo tanto por activa como por pasiva. Se pierde tanto al hacer el mal como al no hacer el bien pudiendo hacerlo.
La vida es muy corta, de valor incalculable. Somos los únicos que podemos hacer determinados hechos, y sus consecuencias son únicas…
Sentarse a mirar el vacío del tiempo sin hacer nada –hay jubilados que  lo hacen– es una manera de perder el tiempo cuando hay tanto por hacer.
¿Qué problema tiene mi vecino y que yo pueda ayudarle, o al menos que  sepa que me ofrezco, que ya es una enorme alegría?
¿En qué puedo ayudarle? ¡Benditas palabras que han solucionado muchísimos problemas dando una enorme alegría a ambos!
¿Ha tenido alguna vez necesidad de ayuda y no le han atendido, quizás  
por dejación de quien podía haberle ayudado?
Si lo sabe y lo ha vivido: ¡por favor! ayude. No pierda el tiempo.
Ofrezca su ayuda, aún sabiendo que no puede ayudarle del todo en ese caso concreto, para que esa persona sepa que usted es su amigo, o su bien conocido o vecino con quien puede contar cuando lo necesite. Le  garantizo que además le devolverá, con muchas probabilidades, un favor de mayor importancia. La gente es bien nacida.

“No es que tengamos poco tiempo, es que hemos perdido mucho”.

miércoles, 13 de enero de 2016

EN EL RECUERDO



EN EL RECUERDO



A la memoria de la señorita Ángelis Rengel, venezolana de 13 años, que ha muerto y está en el cielo rezando por todos nosotros, como nosotros seguiremos rezando por ella, por su familia, por Venezuela y los venezolanos, y por todo el mundo.

Con toda mi admiración y cariño, de este amigo, a su madre doña Liliana y resto de la familia.

Luis Cristóbal García-Correa y Gómez y familia.

lunes, 11 de enero de 2016

¿PARA QUÉ SIRVE Y SE USA LA GLOBALIZACIÓN?



¿PARA QUÉ SIRVE Y SE USA LA GLOBALIZACIÓN? 



La Globalización es un logro gigantesco, una fuente de posibilidades inimaginables.
¿Para qué nos puede servir la globalización? Tanto para el bien, como para el mal. No hay término medio.
¿Para qué se está usando la globalización? ¿Qué estamos recibiendo? ¿Qué estamos dando?
Cada uno de nosotros cooperamos y somos una parte muy importante de la globalización, de sus efectos y consecuencias.
¿Somos conscientes de nuestra obligación de contribuir al bien personal y al bien de los demás?
La globalización es una consecuencia del comportamiento que tengamos.
La globalización exige, sin remisión ni absolución, de nuestra participación individual. Sus consecuencias se derivarán de si hemos participado honestamente o no.
¿Para qué sirve y se usa la globalización? Hasta ahora para el mal.
¿Qué lo demuestra? Hay mucha pobreza material y espiritual. Hay miseria.
Hay riqueza de sobra, sin  necesidad que nadie se arruine por ello. Y hay miseria.
Tenemos que preguntarnos ¿En qué estoy contribuyendo para que haya miseria y pobreza?
Todos, sin excepción, tenemos una parte de responsabilidad en el bien o en el mal personal y social.
¡Hasta tanto no nos responsabilicemos y actuemos con honesta participación, no hay solución!
Todos estamos obligados a participar, y quien no lo haga es reo de condena social: debería ser penado y castigado para ejemplo de los demás.
¿Para qué sirve y se usa la globalización?

La contestación la tiene usted.

domingo, 10 de enero de 2016

URGENTE NECESIDAD.




URGENTE NECESIDAD.




¿Por qué no hay una mayoría de honestos y participativos en todas las comunidades humanas, para que impongan su honesto comportamiento?

viernes, 8 de enero de 2016

“¿PARA QUÉ HEMOS NACIDO?"



“¿PARA QUÉ HEMOS NACIDO?" 



Todo comienzo del año nos interpela: ¿Para qué hemos nacido?
¿Me lo pregunto? ¿Cuál es la respuesta?
Personalmente no rehuyó la pregunta. Y esta es siempre mi respuesta: He nacido para hacer el bien y ayudar.
El mal es una consecuencia de la ausencia del bien.
¿En qué contribuyo a que domine el bien o el mal?
No soy fatalista. El margen para el azar es limitado. Yo intento contribuir, directamente, en y desde mis circunstancias. Y creo que lo mismo le pasa a usted.
¡Achacarle a los demás lo que yo he hecho o dejado de hacer eso si es una fatalidad!
¿Cuál es para mí la razón de mi existencia?
No tengo la menor duda: amar a Padre Dios sobre todas las cosas y al prójimo, a usted, como a mí mismo.
¿Vivo de acuerdo ese mandato y creencia? Eso es lo que quiero. ¿Lo consigo? Eso es lo que quiero.
No basta con querer, hay que actuar.
Ya son años de vida y cada día estoy más convencido de la necesidad de ayudar.
Creo que todas las obligaciones se reducen a eso: ayudar.
¿Ayudo en la medida de mis posibilidades? ¿O soy un pasota?
¡Eh ahí la cuestión!
Una cuestión que tiene una fácil solución: ayudar.

¿Para qué hemos nacido? Para ayudar.

miércoles, 6 de enero de 2016

“A LA MEMORIA DE DOS GRANDES SACERDOTES Y SEÑORES”



“A LA MEMORIA DE DOS GRANDES SACERDOTES Y SEÑORES” 



Don Ramón Luján García y don Jesús Jiménez Juárez, sacerdotes del Opus  Dei, han fallecido con días de diferencia en este final del año 2015.
Don Ramón el mismo 31 de diciembre, don Jesús el 23.
Ya están en la Presencia de Padre Dios, que eso es el cielo.
Sus hechos, consejos y bendiciones han marcado mi vida.
Mi agradecimiento, a ambos, es eterno.
¿Qué puedo y qué debo hacer? Rezar y pedirles que ellos imploren a Padre Dios por todos nosotros, por el mundo entero. “Que es lo que estarán haciendo”.
Mis recuerdos, de los dos, son tantos y tan valiosos que han fundamentado y marcado mi vida, para vivirla tratando de ayudar a la gente.
La santidad personal es de un poder inimaginable, pero es vivible, se puede alcanzar. Y ellos eran santos.
La santidad es estar cerca de Dios, y por esa razón tiene un poder que hace mejorar a los demás.
He sido un gran afortunado habiendo podido darles mi admiración,  cariño y amistad a esos dos santos, dos grandes sacerdotes del Opus  Dei y dos señores: don Ramón Luján y don Jesús Jiménez. Y haber recibido una dirección espiritual a lo largo de estas décadas que me  ha permitido tratar de ayudar y de amar al ser humano con pasión.
Que esas vidas dedicadas a la oración, a hacer y decir lo que es el bien y el amor a Padre Dios, al ser humano y a la Naturaleza – como han sido las de don Ramón y don Jesús - jamás queden en el olvido. Por  eso quiero recordarlos rezando.
Ya vivo en el atardecer de mi vida, y la estoy tratando de vivir, lo más intensamente que puedo y debo, dedicado a ayudar –es lo que ellos me fortalecieron –y esta nueva vida me está llenado el corazón y la esperanza de conseguir el mundo mejor que corresponde a los hombres, y de llegar, con la gracia de Padre Dios y su misericordia, a ese fin de la vida de todo hombre que es el cielo. Gracias por darme la esperanza del cielo.
Benditos y alabados sean don Ramón y don Jesús por el bien que nos hicieron, y que ahora gocen la inefable e indescriptible vida eterna de la contemplación de Padre Dios en el cielo.
Gracias don Ramón y don Jesús por tanto bien que repartieron y que hemos tratado de aprovechar, estamos tratando de aprovechar.
En la espera ilusionada de volver a verles y compartir el cielo –que tanto anhelo– reciban don Ramón y don Jesús, don Jesús y don Ramón las más efusivas y agradecidas gracias por tanto bien que han repartido y la seguridad de que con su ayuda desde el cielo nos esforzaremos por aprovecharlo para el bien de todos.
Gocen de la eterna contemplación de Padre Dios don Ramón y don Jesús, don Jesús y don Ramón.




lunes, 4 de enero de 2016

“HOY POR USTED O POR MI”.



“HOY POR USTED O POR MI”.



AL MUNDO ENTERO.


ÚLTIMAS NOTICAS DE DOÑA LILIANA, VENEZUELA, ACERCA DE SU HIJA ANGELIS, CON LEUCEMIA, EN EL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE CARACAS, PISO 3, HABITACIÓN 99. REFERENCIA FA Liliana @faliliana.

“Si gracias ya conseguí Metronidasol endovenoso ahora falta una bolsa perienteral para poder alimentalta y algunos donantes para plaquetas”.


Gracias por la ayuda que les puedan prestar.
“Hoy por Angelis mañana por usted, o por mi”









AYUDAR, ES UNA NECESIDAD.POR FAVOR, LE NECESITAMOS.



AYUDAR, ES UNA NECESIDAD.POR FAVOR, LE NECESITAMOS.



Joven venezolana Srta. Angelis Rengel, de 13 años, de Maturín, está ingresada en el Hospital Universitario de Caracas, piso 3º habitación 99 por leucemia, y necesita urgentemente transfusión de plaquetas. Por favor, comunicarse con Su madre Fa liliana@faliliana.

Apelo y recurro al mundo entero.

¿Alguien puede ayudar a esta joven Angelis?

Solo tengo este medio, no tengo más posibilidades de ayudar que avisar al mundo entero y pedir urgente ayuda.

“Hoy por Angelis mañana por usted, o por mi”.
Este debe de ser el lema universal.

Convirtamos a la globalización en la solución”
Que lo es, solo necesitamos cooperar en la medida de cada uno y la solución será una realidad, resolviendo un grave problema y nos sentiremos felices porque hemos ayudado.

“Hoy por Angelis mañana por usted, o por mi”.







“VIVIR PARA AYUDAR”.





“VIVIR PARA AYUDAR”  




El bien si no se comparte se convierte en el mal.
Ayudar es la meta y la cumbre a la que hay que llegar.
“Ayudar es ayudarse”.
Ayudar a los demás es el medio para solucionar problemas, y que luego no nos venga a los demás.
“El mal es una consecuencia de la falta de ayudar”
“Vivir para ayudar es la forma de vivir con felicidad”
“No existe felicidad que no se haya compartido con los demás”
La felicidad es no tener soledad.
La felicidad es compartir y si es con los demás, viviremos para, por y con la felicidad, y rebosará en el bien de los demás.
“El reboso de la felicidad inunda y ahoga el mal”.
No quiero vivir sin ayudar. Me educaron para amar.
Amar y ser amado es la consecuencia de los valores que vivimos y compartimos.
“La plena felicidad está en el amar”. Y si se vive para ayudar es el camino de la santidad.
La santidad amplía y desarrolla el amor y la felicidad, entonces se vive la libertad.
Vivir para ayudar es ser santo de forma natural.

domingo, 3 de enero de 2016

MIS QUERERES.


MIS QUERERES



Nací para querer, si no me quieren, 
sigo queriendo, y seguiré queriendo 
hasta morir.
Siempre quiero, me quieran o no.

viernes, 1 de enero de 2016

“EL MUNDO DE LOS HONESTOS Y VALIENTES”




“EL MUNDO DE LOS HONESTOS Y VALIENTES”


El mundo es el hábitat que nos ha tocado vivir y disfrutar con honestidad.
La honestidad es la virtud de la verdad.
Valiente es quien da su vida por amor.
El mundo de los honestos y valientes es aquel en el que impera la honestidad y, como consecuencia, domina la valentía.
Vivir en un mundo honesto y de valientes no habrá miseria, ni pobreza y dominaría la felicidad y la honestidad, y la razón sería el ayudar.
La felicidad es una manifestación de la valentía.
El cobarde vislumbra y sabe que  existe la valentía, pero no la vive por estar dominado por el temor, o la falta de valor.
La cobardía no es eterna, se puede salir y ser valiente cuando comprende y practica que amar fortalece su ser y convierte la cobardía en poder.
El poder del amor es tan grande y potente que consigue vencer el mal e imponer el bien.
El mundo de los honestos y valientes es el necesario para vivir con poder, felicidad y libertad.
El mundo de los honestos y valientes es el de la grandeza, del bien, y donde no hay maldad por el poder de la valentía y de la honestidad.