miércoles, 31 de diciembre de 2014

REFLEXIÓN, MEDITACIÓN Y ORACIÓN.




REFLEXIÓN, MEDITACIÓN Y ORACIÓN.





Perdón, oración, dedicación y honesta participación y tendremos el mundo que merecemos.
 

"ORACIÓN QUE REPITO A LO LARGO DEL DÍA"

 
 
"ORACIÓN QUE REPITO A LO LARGO DEL DÍA"

 
 
 

“Dame Padre Dios: fe, humildad, sapiencia y santidad”.

lunes, 29 de diciembre de 2014

¿ADIVINAR EL FUTURO?



¿ADIVINAR EL FUTURO?

 
 
¿Se puede adivinar el futuro? Personalmente creo que no, salvo que ocurra un milagro.
Si vivimos, el futuro se hace presente. ¡Pero no lo adivinamos!
El futuro se construye desde el presente. El futuro más inmediato es consecuencia de cómo nos comportamos hoy. En este sentido, sí podemos aventurar qué pasará en el corto plazo.
Por eso, entre otras razones, insisto tanto en que “la honesta participación es la solución”.
La honesta participación -si es de la mayoría- tiene un poder de influencia enorme sobre el presente y, por tanto, también sobre el futuro.
Debemos y podemos influir en todo aquello de lo que somos capaces y responsables.
¿En qué podemos influir en el futuro? Creo que en muchísimo. Y esto no es predecir, ni predestinar: es deducir, utilizar la lógica.
El poder de la mayoría define el presente y condiciona el futuro.
¿Hay un alto porcentaje de pasotas e individualistas? Si es así –como creo que lo es– el presente es espantoso. Y el futuro será peor.
Deduzco cómo será el futuro, no lo adivino. ¿Cómo vivimos el presente?
Insisto. ¿Qué porcentaje del pueblo es pasota, individualista, egoísta, maleducado…? Sabiendo este dato, se sabe cuál es el presente y se puede intuir cuál será el futuro inmediato. Si no cambia la actitud y el comportamiento de la mayoría, que es la que dirige e impone el presente y el futuro, ¿qué vida estamos viviendo? ¿qué vida nos espera?
Usted, el vecino, el amigo, yo... conformamos el presente y decidimos el futuro: ambos, presente y futuro, dependen de nuestro comportamiento.
Por favor ¿qué cree Usted? Ayúdenme. Necesito opiniones.
Me educaron para servir a los demás, y lo único que me hace feliz es el servicio.
Para mí todo tiene un solo cimiento: amar a Padre Dios sobre todas las cosas y a Ustedes como a mí mismo.
Este Mandamiento y su vivencia es el que me hace vivir el presente y deducir el bien -o el mal, Dios no lo quiera- que dominará el futuro.
La consecuencia de la vivencia de ese Mandamiento es la “necesaria honesta participación de la mayoría, para un feliz y libre presente, que tenga continuidad en el futuro”.
Así es como creo que puedo “adivinar" el futuro.

 

 

 

domingo, 28 de diciembre de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA





MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA
 







Quien se avergüenza de su ascendencia

No merece el aprecio, es una indecencia.

viernes, 26 de diciembre de 2014

“MODERNIDAD”


 
 “MODERNIDAD”

 
 
 
¿Qué entiendo por “modernidad”? La convicción de que la honesta participación es la solución.
No creo que haya existido o exista época alguna de la historia de la humanidad en la que las circunstancias, aún siendo impuestas, no tengan solución. Basta poner en práctica los grandes valores. Basta participar -implicarse y comprometerse- en la búsqueda de una salida.
Mi modernidad consiste en vivir de acuerdo al primer Mandamiento: amar a Padre Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a nosotros mismos. Eso es, ha sido y será mi modernidad.
De existir una mayoría honesta y participativa, ésta impondría su honesto comportamiento. La consecuencia sería, estoy convencido, la solidaridad en el bien.
Las verdades eternas, son eternas. No hay época ni circunstancias que las cambien o anulen.
Nada bueno se ha desvanecido. Puede haberse obscurecido, pero nunca ha desaparecido.
Es cierto que las circunstancias siempre han tenido alguna influencia en los problemas individuales. Pero nunca éstas han tenido la última palabra, han sido omnipotentes. Incluso cuando se han intentado imponer de forma esclavizante.
La esclavitud de hoy es creada por los poderes perversos, con el apoyo incondicional de los pasotas y de los individualistas.
La realidad que vivimos es real. Los efectos de nuestra indiferencia disuelven nuestro entorno: el natural, el familiar, el profesional, el económico, el social, el cultural.
Nos estamos autodestruyendo -no en la teoría, sino en la práctica- por la espantosa y devastadora contaminación y destrucción de nuestro hábitat natural.
Nunca antes he sentido y vivido tanta libertad y nunca antes he sentido y vivido tan coartada la libertad.
Una señal clara de falta de libertad -y, por tanto, de espacio para los creadores de modernidad- es que pueda haber instituciones oficiales -creadas para solucionar los problemas personales y de la comunidad- que no estén a nuestro servicio, sino al revés: nosotros estamos a su servicio.
Convertir en realidad la necesaria vivencia de que todo esté al servicio del Ser humano, la hará esa mayoría honesta y participativa, que, como tal mayoría, inducirá y hasta impondrá su honesto comportamiento.
Todos y cada uno de nosotros construimos nuestra realidad. La realidad no se nos impone. Y nuestro compromiso generará una sociedad humana, justa y honesta, con tal de que no nos dejemos arrastrar por el poder perverso.
Sin amor y sin honestidad no hay posibilidad de solución.
Honestidad es amar y servir apasionadamente sin pedir nada a cambio.
La modernidad será la que haga la mayoría. Será honesta o deshonesta, si es habitatista o antihabitatista.
La felicidad y la libertad serán la que hagamos y vivamos a diario, con nuestra honesta participación. Si ésta se une a la de la mayoría, tendremos el mundo para el que hemos nacido, que es el de la plena felicidad y de la plena libertad. Así es como veo la postmodernidad.

jueves, 25 de diciembre de 2014

¿CÓMO AGRADECER TANTO?


 
 
 
¿CÓMO AGRADECER TANTO?               


 

Estas fiestas de Navidad y Comienzo de un Año Nuevo son de las épocas más elocuentes del cariño, de los buenos deseos y de la amistad.

¿Cómo corresponder a tanto cariño y tanta amistad?

Rezando por ustedes y dándoles las más efusivas gracias por tanto.

La ausencia de seres queridos aumenta en estas fechas, y son, ustedes, lo que llenan los vacios de los que ya están en el cielo, en la presenciad de la Santísima Trinidad, de la Virgen y de la corte celestial.

Gracias y que Padre Dios les colme de bendiciones, a los amigos, a los conocidos, vecinos y al mundo entero.

Gracias.

Feliz Navidad y feliz 2015.

lunes, 22 de diciembre de 2014

“CANARIOS MUERTOS EN VENEZUELA”


 
“CANARIOS MUERTOS EN VENEZUELA”
 
 
 
Los canarios que han muerto en Venezuela son y serán venezolanos eternamente.
Los que han muerto en Venezuela dieron su vida, su trabajo, su honestidad, su laboriosidad y su incorporación y fusión sin medida, sin cálculos y sin pedir nada a cambio.
El dinero es una ayuda importante, pero no sustituye el valor de la vida y de la muerte.
Esos canarios muertos recibieron en vida la hospitalidad sagrada del honorable, glorioso y bravo pueblo venezolano.
Ambos pueblos se fundieron en vida, en sangre, en esperanzas, en penas y en alegrías.
Canarios venezolanos, venezolanos canarios, tanto nos necesitamos los unos como los otros.
Quiero apasionadamente a Venezuela y a los venezolanos. Sigo estando eternamente agradecido por la acogida y las enseñanzas que en mi estancia me proporcionaron grandes vivencias y grandes experiencias.
Los venezolanos de pro. Los venezolanos honestos y participativos de Venezuela, han sido un ejemplo de cultura, de sabiduría, y humildad al habernos acogido, con los brazos abiertos, a todos aquellos canarios que emigramos en busca del paraíso, y lo encontramos.
Los canarios no debemos olvidar lo mucho que le debemos a Venezuela. Los venezolanos tampoco deben olvidar la vida, los trabajos, la fusión de sangres, el haber dado su vida por y en Venezuela y el haber muerto en esa bendecida tierra.
La grandeza física de Venezuela, la historia con prohombres como Don Simón Bolívar, y otros patriotas, algunos con una gran cercanía genealógica canaria, han sido el cimiento de lo que debe ser hoy Venezuela y el pueblo venezolano.
Los problemas que existen en los pueblos, son creados por los mismos pueblos.
Sin una honesta y participativa mayoría no hay posibilidad de solución.
La autoridad democrática tiene, como nunca antes, la enorme obligación y responsabilidad de estar al servicio del pueblo, y sin pedir nada a cambio. Sólo servir
El pueblo tiene la enorme obligación y responsabilidad de estar y participar honestamente al servicio de ese pueblo. Sólo servir.
La gloria del pueblo la tiene y la ha tenido en su comportamiento honesto y participativo.
No hay venezolanos sin Venezuela. Ni Venezuela sin canarios.
“Gritemos con brío: ¡Muera la opresión! Compatriotas fieles, la fuerza es la unión”.
Los venezolanos con los canarios, los canarios con los venezolanos, con la honesta participación en el vínculo eterno y de inolvidable y necesaria unión, hacemos al pueblo bravo y necesario para tener una nación feliz y libre.
Participando honestamente y dando lo mejor, para el bien de todos los venezolanos y de los canarios, con el tiempo y amor, sin esperar nada a cambio, ha sido la dicha y el comportamiento de aquellos que hemos emigrado a la grandiosa Venezuela.
“Venezolanos y canarios, contad con la ilusión y la vida para servir a una gran nación”.
¡Canarios muertos en Venezuela, la orla del mérito sea la corona que ciñan las sienes del alma de aquellos que dieron su vida en y por Venezuela!
¡Gloria al pueblo venezolano, y gloria a los canarios que con su honesta participación y trabajo han dado su vida por hacer una patria grande, con felicidad y libertad!

 

domingo, 21 de diciembre de 2014

“FELICITAR”


 
“FELICITAR”



 
Ya en las postrimerías de un año más, 2014, recordemos que somos Seres Humanos, únicos e irrepetibles. Solo vivimos una vez (no creo en la reencarnación) aunque somos al mismo tiempo eternos.

El ser humano es pluralidad: usted, el vecino, el amigo, el mundo entero, vivos o muertos. Nuestra especie piensa y actúa de acuerdo a los valores que ha recibido a través de la educación, y luego la información.

Les felicito con cariño fraternal. Siempre pensando y necesitando en la participación honesta de la mayoría, en la búsqueda del bien común sin pedir nada a cambio. Con el corazón henchido de felicidad por el amor apasionado que les tengo. Deseo que encuentren y tengan la plena felicidad y libertad.
 
Las metas mínimas para el próximo año son las siguientes:
Que consigamos la necesaria mayoría honesta y participativa.
Que la felicidad y la libertad crezca y dure todo el año y que se repartan entre todos.

Y sin más, felices fiestas. Les deseo un 2015 pleno de todo lo mejor. Que Padre Dios les bendiga, además de a sus familias y al mundo entero.


viernes, 19 de diciembre de 2014

“¡QUÉ QUIERO Y QUÉ DEBO HACER!"





“¡QUÉ QUIERO Y QUÉ DEBO HACER!"




¿Qué debo querer hacer?

Debo querer hacer el bien.

¿Qué quiero?

Quiero querer. Quiero amar. Quiero ser feliz, responsabilidad, respeto y respetar, y quiero libertad.

¿Qué debo hacer? Amar a Padre Dios sobre todas las cosas y al prójimo  como a mí mismo.

¿Por qué debo hacer eso? Porque me educaron en esos valores, me dieron el ejemplo con la vivencia de esos valores, y los heredé, y tengo la fe de esos valores.

¿A qué me obligan esos valores?

A tratar de ser consecuente.

Faltar a la consecuencia con conciencia de esos valores es pecar, es fallar, es equivocarse.

Quisiera no faltar a esos valores. Los católicos tenemos la suerte de la confesión.

Confesión que necesita arrepentimiento y dolor, propósito de la enmienda, y cumplir la penitencia. Y si es de justicia, reparar el daño hecho.

¿Qué debo hacer? Amar y ser consecuente.

¿Qué debo aspirar a tener? Amor, y por el amor a que sean y a ser consecuente.

¿Qué quiero y que debo hacer?

¿Usted qué quiere y qué debe hacer?

La honestidad y la responsabilidad, por la educación recibida y aceptada, dan los valores para ser consecuente, y mirar de frente con humildad.


miércoles, 17 de diciembre de 2014

REFLEXIÓN



REFLEXIÓN

 

 

“Los entes públicos se crearon como necesidad para servir y para solucionar los problemas al ciudadano”.

lunes, 15 de diciembre de 2014

“URBANIDAD”


 
 “URBANIDAD”
 
 
Urbanidad significa y es buen trato, buenos modales, demostración de respeto, buena crianza, estar bien educado.
La urbanidad no es congénita, se aprende desde niño por la educación  recibida y aceptada de los padres.
La urbanidad es tan necesaria que no puede existir una feliz convivencia sin urbanidad.
No existen conocimientos, intelectuales o de experiencia, que puedan  sustituir a la urbanidad.
El respeto y la compostura son consecuencia de la urbanidad aprendida  y vivida.
Hay diferentes formas de urbanidad: urbanidad familiar, social, religiosa o de la piedad, deportiva, política, académica…  y todas son  medios para tener el comportamiento debido y educado en cada momento.
El protocolo es una de las consecuencias de la urbanidad.
El protocolo en las solemnidades no es superfluo, es una necesidad  para el buen orden y la correcta planificación necesaria para que tenga la solemnidad o la relevancia y el orden adecuado.
Dentro del protocolo están los detalles que parecen nimios y no lo son, como el vestir, el respeto y compostura debidos, el ritmo en los movimientos... que le dan al acto el reconocimiento de su valor y de su razón de ser.
El cariño entre las personas se debe demostrar con actos, palabras y gestos. Se debe demostrar con urbanidad.
Una de las formas de manifestar las creencias y la educación es con la urbanidad.
La compostura, el recogimiento, el arrodillarse delante del Santísimo Sacramento es un acto de urbanidad.
Los ambientes de desacralización son consecuencia del ateísmo y de la falta de urbanidad, por considerarlos como pura ficción o imaginación, considerando lo sagrado  como atraso o falta de progreso de la  civilización.
El gesto de besar la mano de las señoras, dejar la acera, saludar… es urbanidad.
Besar la mano está en desuso, pero no está sin valor y creo en lo positivo de su uso.
Hay que tener una educación esmerada para besar la mano. Que por otro lado nunca se besa: se inclina un poco la cabeza hacia la mano, y se levanta la mano hacia la cara.
Se puede tener una gran cultura intelectual, varias carreras universitarias, másteres… y ser una persona maleducada y sin urbanidad.
El gran cimiento de la urbanidad es el amor y la educación fraternal.
Sin urbanidad no puede haber plena felicidad y plena libertad.

domingo, 14 de diciembre de 2014

MÁXIMA.REFLEXIÓN


 
 
MÁXIMA.REFLEXIÓN

 
 
 

Quien no pregunta, y sus dudas son su verdad
    es injusto, condenado al error y a la maldad.     

viernes, 12 de diciembre de 2014

“SENTIRSE ACOMPAÑADO POR LOS DEMÁS”




“SENTIRSE ACOMPAÑADO POR LOS DEMÁS”
 
 
 
Sentirse acompañado por los demás es una enorme alegría, de un valor inconmensurable, que hace sentir la felicidad.
Sentirse acompañado y estarlo, es vivir la necesidad de oír y de que me oigan.
Los seres humanos somos seres sociales, y todo lo que quite o disminuya la comunicación y elacompañamiento, nos hace, no sólo insolidarios, sino hasta agresivos, por generar acritud ante la necesidad de estar acompañado.
La soledad obligada, en este mundo globalizado, es un mal y una contradicción ante la necesidad de la comunicación y de la honesta participación.
Pero vivir solo no es estar solo.
Estar solo es no tener con quién comunicarse, con quien compartir. En el bie entendido que ese deseo o necesidad de comunicación sea leal y sincero.
¡Hay de quien rechaza la comunicación y el honesto acompañamiento! Pues, se verá solo. “Quien sólo se desea, solo se vea”.
Sentirse acompañado no puede ser de obligado cumplimiento. El acompañamiento tiene que ser de mutuo propio y voluntad decidida.
Acompañar es amar.
Estar acompañado es recibir amor por el amor que damos.
El amor es compartir, compartir es repartir amor, y compartir amor es acompañar por amor.
La sociabilidad del ser humano se manifiesta, de manera contundente, acompañando por amor, y el acompañado agradeciéndolo con amor.
Sentirse acompañado y acompañar, no es solo acompañar, es dar amor para que se tenga felicidad y se devuelva con el agradecimiento de la plena felicidad

miércoles, 10 de diciembre de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA



MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA

 


                                            

“Sin la honesta participación no hay progreso, ni felicidad, y menos libertad”.

lunes, 8 de diciembre de 2014

“CONSUMIR, INSACIABLEMENTE”


 
 
“CONSUMIR, INSACIABLEMENTE”
 

La vida es maravillosa, cuando hay responsabilidad y amor.
El Planeta Tierra, el Planeta Azul, es nuestra casa, la Naturaleza, donde vivimos maravillosamente.
Consumir insaciablemente nos conduce a la autodestrucción personal y a la destrucción de la Tierra: a la destrucción de nuestro hábitat natural.
¿Está de acuerdo con lo dicho?
Entonces ¿por qué consume insaciablemente? ¿Qué bien o placer le crea ese consumo desbordado, insaciable? El sabor, el placer que recibe, ¿compensa los efectos que causa?
La educación es el cimiento de la felicidad y de la libertad.
Quien es educado no se autodestruye.
¿Es usted habitatista?
Quien es educado, por tanto responsable, no concibe hacer, ni hace, aquello que le perjudica de manera notoria y letal. Quien es educado es habitatista.
¡Entonces! ¿Quién o quienes se están autodestruyendo y, como consecuencia, nos destruyen a los demás?
Consumir insaciablemente es caminar por el sendero de la obscuridad, de la destrucción y de la perdición.
Consumir por consumir es la gran desgraciada experiencia y vivencia, personal y social, que conduce al fin apocalíptico de la vida personal, social y mundial.
¿Quién no sabe el daño que causa por el consumo, y más si es insaciable?
El pasotismo e individualismo nos están llevando a la autodestrucción por la sumisión al poder perverso que nos esclaviza y hace que consumamos sin necesidad.
Comprar, consumir y tirar insaciablemente, es un signo evidente de un pueblo malcriado, egoísta, y subdesarrollado.
Consumir insaciablemente es caminar por el sendero de la desgracia, por el camino de la perdición y de la inmolación.
Las cosas valen lo que las valoremos.
Consumir insaciablemente es propio de un pueblo maleducado, egoísta y sobre todo, malvado porque daña por tener, daña sin parar, destruye y se inmola.
¿Participa de la misma opinión? Si su respuesta es afirmativa, ya somos más, y tenemos que seguir, urgentemente, luchando para conseguir la necesaria honesta mayoría participativa.
¡Quien consume insaciablemente, no tiene justificación, y si sigue no tiene perdón!.

domingo, 7 de diciembre de 2014

REFLEXIÓN.


 
 

REFLEXIÓN.

 
 

Ya no espero, ni podemos esperar. Quiero seguir siendo un habitatista por cuidar y amar al ser humano y a nuestro hábitat natural.

viernes, 5 de diciembre de 2014

“AMAR AL SER HUMANO Y SER AMADO”


“AMAR AL SER HUMANO Y SER AMADO



Amar y ser amado es la cumbre de la vida de todo Ser Humano (permítanme que lo escriba con mayúsculas).
Ahora bien, existe un más allá del amar y ser amado humanamente: el amar y ser amado por Padre Dios.
San Juan Crisóstomo nos dejó dicho “No hay señal, no existe marca alguna que distinga mejor al cristiano, que el cuidado que tiene por sus hermanos”.
La obligación de amar al hermano, al Ser Humano, no es privativa del cristiano: alcanza a todos y a cada uno de los Seres humanos, sin distinción alguna.
Cuando se ama, la vida es algo maravillosa, feliz y comprometida.
La vida es el tiempo para hacer y mejorar, tanto personalmente como en el bien a los demás.
La honesta participación, hacer el bien por amor y sin pedir nada a cambio, es la solución a todo, por todo y para todo: como cristianos, como no creyentes, como Seres Humanos.
Amar al Ser Humano nos lleva a ser fieles, honestos y participativos en la búsqueda del bien y en la posesión de la plena felicidad y de la plena libertad.
La felicidad y la libertad son una consecuencia del amor hasta la eternidad.
Amar al Ser Humano llena el corazón y el alma, nos transporta al bien y nos hace sentir y ser auténticos Seres Humanos.
Ser Ser Humano implica ser Ser Humano.
El Ser Humano es la criatura que nace del amor,  debe vivir del amor, con el amor y para el amor: si amamos en la plena libertad, conseguimos la plena felicidad.
No hay libertad ni felicidad sin la plena vivencia del amor al Ser Humano.
Amar y ser amado al Ser Humano y por el Ser Humano - por ser libre y humano - es vivir la felicidad y la libertad camino de la eternidad.
Amar al Ser Humano, es amar, tener y desear el bien propio y ajeno.
Amar al Ser Humano, es vivir para lo que hemos nacido: ser felices, ser libres y ser eternos.
Amar al Ser Humano, y ser amado, es vivir la plena felicidad y la plena libertad, bienes de hoy, de mañana y eternos.
¡Por favor! ¿Está de acuerdo? ¿Cree en lo dicho? ¿Por qué?

Gracias, y un fortísimo abrazo.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

martes, 2 de diciembre de 2014

A DON TINO TORÓN, CON CARIÑO Y ADMIRACIÓN.



A DON TINO TORÓN, CON CARIÑO Y ADMIRACIÓN.



Mi admiración y cariño a este Señor y Caballero de don Tino Torón que nos rememora los tiempos pasados de forma que leyéndolos los revivimos y casi los vivimos. Mis felicitaciones, y, por favor, no deje de seguir informándonos y recordarnos lo que hemos vivido con tanto cariño e ilusión.
Su amor a esta su y nuestra tierra y a nuestros paisanos, lo ha demostrado y sigue demostrando con su máquina fotográfica, con su trabajo y sus escritos, describiéndonos la historia de este Distrito y de todos nosotros, lo que le agradezco profundamente.

Gracias y un fortísimo abrazo de su amigo agradecido, con cariño y admiración. Luis García-Correa.

lunes, 1 de diciembre de 2014

“NUESTRO ETERNO AGRADECIMIENTO”


“NUESTRO ETERNO AGRADECIMIENTO”


Nuestro, de mi familia y mío, eterno agradecimiento a la Corporación de mi Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, con su Excmo. Alcalde al frente, y en especial a doña Carmen Guerra Guerra, la Concejal de este Distrito, quien ha promovido, y el Ayuntamiento ha acordado, la denominación “Luis García-Correa. Vecino Ilustre” para el Corredor Verde de Tamaraceite.
Este honor y responsabilidad en vida me está ayudando a ser mejor persona. Lo que en mi caso es muy fácil.
Ahora, lógicamente, soy una persona pública y a la vista de todos. Cualquier mal hecho o dicho por mi parte será juzgado con la gravedad que merece.
Los honores son alegrías y obligaciones, que cargo con toda honestidad. Y lo son por varias razones:
       a) Los reconocimientos en vida los hacen los grandes y los valientes, luego mi pueblo es grande y valiente.
        b) Del dicho al hecho hay un gran trecho, que mi Ayuntamiento cruzó para darme este honor y responsabilidad en vida.
     c) Mi familia (a mi abuelo Luis Correa Medina y a su hijo, mi tío Bernardino, les dedicaron sus calles, por lo que represento a la tercera generación seguida que ha recibido este reconocimiento) y un servidor estamos eternamente agradecidos, con la maravilla de gozarlo y darlo en vida este honor y alegría.
      d)  Ahora, más que nunca, sigo siendo un servidor de todos ustedes, y del mundo entero.
        e) He recibido más que lo que he dado. Me educaron y trato de ser consecuente para vivir de acuerdo al Primer Mandamiento católico: “Amar a Padre Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a nosotros mismos”.
Voy a intentar extractar mi currículo para también publicarlo. En él aparecen algunas razones del maravilloso beneficio y responsabilidad que me ha dado nuestro Ayuntamiento.
Nuestro eterno agradecimiento a doña Carmen Guerra Guerra y al Ayuntamiento, con su Alcalde al frente, por tan honor al reconocimiento de querer e intentar trabajar por el bien de todos, sin pedir nada a cambio.
Si mi familia y yo nos enorgullecemos con esta nominación, ustedes, doña Carmen y Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, España, se ennoblecen.
Benditos sean por siempre jamás, por ser nobles, por ser humildes y por ser grandes, que, junto con mi eterno reconocimiento, sean por siempre reconocidos y alabados.
Al Excmo. Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a su Alcalde don Juan José Cardona, a la entera Corporación -en especial a doña Carmen Guerra Guerra y a doña María Isabel García Bolta- les sean dadas todas las gracias y glorias que le son merecidas y para siempre jamás.


domingo, 30 de noviembre de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA



MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA




                                            

“Sin la honesta participación no hay progreso, ni felicidad, y menos libertad”.

viernes, 28 de noviembre de 2014

REFLEXIÓN

     
    REFLEXIÓN



“La ciencia es fundamento del crecimiento.

Mejora con la experiencia”.

“LA HONESTIDAD”



“LA HONESTIDAD”


La honestidad es la virtud de los grandes, de los humildes y la de los buenos.
Sin honestidad no hay felicidad ni libertad.
Amor y honestidad son la misma cosa. No se puede amar sin honestidad y no hay honestidad sin amor.
La cumbre de la felicidad personal y social está en amar y ser amado.
Para amar y ser amado tiene que existir la honestidad.
La honestidad no se improvisa, se hereda y se tiene por la educación recibida.
Hemos nacido para la santidad, para ser felices y libres, y ello se consigue, y hasta se persigue, con la educación y la honestidad.
Los males personales y sociales derivan de la falta de honestidad personal o social.
La corrupción es una consecuencia de la falta de honestidad personal y social.
La corrupción no se improvisa, es una forma de proceder por la mala educación y, consecuentemente, por la falta de honestidad.
La honestidad es el comportamiento y disfrute de la plena felicidad y de la plena libertad.
Los pueblos son lo que son, mayoritariamente, cada uno de los ciudadanos en particular.
El poder y la necesidad de la mayoría honesta y participativa es tal, que sin esa mayoría no hay felicidad ni libertad personal y social.
El bien personal es la proyección del bien general.
No existe bien personal si no lo hay general.
La honestidad es la vivencia de la santidad.
Si usted no es honesto y participativo, su poder es tan grande, que si no hay una mayoría de honestos, no hay felicidad ni libertad personal ni colectiva.
 La honestidad es la creencia y vivencia del bien, de la felicidad y de la libertad.
¿Usted qué opina?
Lo que opine y haga la mayoría, así será la minoría.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

lunes, 24 de noviembre de 2014

¡LA MARAVILLA DEL AMANECER!


¡LA MARAVILLA DEL AMANECER! 



¡Qué maravilla ver el amanecer!
El amanecer no sólo es ver la luz del sol que oculta la obscuridad, sino comprobar que vivimos en un nuevo día para ser felices, hacer  felices y amar hasta la eternidad.
Todos los días de la vida tienen un amanecer, que debería ser de  ilusión y esperanza para alcanzar lo que ambicionamos y luchamos por  conseguir.
La felicidad y la libertad -patrimonios de la humanidad- sólo se  alcanzan con amaneceres llenos de honestidad, humildad y con deseo de  ser, de que sean y tengan todos lo mismo bueno que los demás.
La maravilla de la vida es un continuo amanecer.
Los ocasos en la vida sólo deberían ser los que la Naturaleza nos da a  diario, y no los resultados de nuestros actos.
No hay ocasos o fracasos cuando hay honestidad y sinceridad, buscando  el bien por encima del mal.
El bien está en nosotros por encima del mal cuando amamos con pasión, con honestidad y veracidad.
El bien no viene, el bien se tiene.
El bien se consigue y se tiene con nuestro comportamiento, que si  añadimos la virtud de la fraternidad y del amor a los demás, haciendo  y diciendo todo aquello que vaya dirigido al bien de los demás, y al nuestro propio, seremos portadores y distribuidores de la plena  felicidad y la plena libertad.
¿Qué más puedo desear que tener y repartir la plena felicidad y la  plena libertad? ¡Origen y fin de la honestidad para esta vida y para  la eternidad!
Esperemos a que amanezca y sea un nuevo día de ilusiones, de trabajo y de esfuerzos por ser y por repartir lo que los demás desean y nosotros  les damos, y que eso sea siempre para el bien de  todos sin distinción.
Amar el amanecer: para que sea un nuevo día de ilusiones y esperanzas,  que todos necesitamos, y para que luchemos por la paz.
Sin paz no hay  libertad ni felicidad, y menos continuidad.
La maravilla del amanecer será cuando hayamos conseguido la tan necesaria mayoría de personas honestas y participativas que nos  impliquen a los demás.

Si amamos y somos amados, con verdadero y sincero amor, tendremos,  todos los días, la maravilla del amanecer.

domingo, 23 de noviembre de 2014

MÁXIMA Y REFLEXIÓN.



 MÁXIMA Y REFLEXIÓN.






“Lo normal es caer en la corrupción por la falta de educación”

viernes, 21 de noviembre de 2014

“ECOLOGÍA NO, HABITATISTA SI”




“ECOLOGÍA NO, HABITATISTA SI” 



La palabra ecología quisiera sustituirla, en muchas facetas, por habitatista.
Habitatista viene de hábitat. Creo que es una palabra más onomatopéyica, que se entiende, que se puede recordar mejor, y que nos  sirve para ser mejores.
Habitatista es la persona que cuida el hábitat natural.
La desmedida apetencia del poder perverso del dinero, y del propio poder, y un número grande de pasotas, individualistas y despreocupados  - en quienes se apoya el citado poder perverso - nos están llevando a la autodestrucción de nuestro hábitat natural.
Todo lo que hagamos por hacer que vean y reaccionen quienes viven de  espaldas a su real esclavitud, será poco.
Tenemos que ir contra reloj. Puede que estemos ya en el espantoso punto de no retorno en cuanto a la destrucción de nuestro hábitat natural.
Será cuestión de tiempo, no lejano desgraciadamente, que no podamos  vivir de forma natural en esta aún maravillosa tierra, en este  maravilloso Planeta Azul. ¿Y qué hacemos?
¡Padre Dios! ¿Cómo es posible que permitamos que destruyan - por desforestación o nosotros mismos por contaminación -  nuestro necesario e imprescindible hábitat natural?
Ser esclavo con aceptación malévola, enfermiza, alocada, disparatada y consentida de la esclavitud, es de tal inconsciencia y sumisión que me repele y me amarga, porque esos esclavos no me dejan luchar por defender mi libertad.
¿Quién no está contaminando y quién no está destruyendo? ¡Todos, porque aún los que no queremos contaminar cometemos tal cantidad de hechos destructores, que ni siquiera obligan, que no podemos dejar de serlo completamente!
Anatema, descrédito, pecado de lesa majestad, y ojalá hubiese castigo a todo aquel o aquella que, conscientemente contamina, destruye y anula el bien natural por despreocupación, por maldad, por aceptación o sumisión a las órdenes del poder perverso.
¡Padre Dios nuestro! ¿Cuándo y cómo podremos cambiar el signo negativo  por el positivo y seguir viviendo de manera natural en nuestro hábitat  natural, siendo honestos habitatistas?