viernes, 30 de enero de 2015

“MÁRTIRES DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES”


 
 “MÁRTIRES DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES”
 

 Los mártires han sido y son los que confirman y revitaliza una religión: las personas que le dan la razón.
Hay también personas que mueren o padecen en defensa de otras convicciones, creencias o causas no estrictamente religiosas.
La causa de las energías renovables es la obligación, en conciencia, del cumplimiento del deber de proteger la Naturaleza como medio natural para la vida natural, en nuestro hábitat natural.
Es tal la necesidad de abordar y llevar a urgente término el desarrollo y el establecimiento de las energías renovables -como solución ante la autodestrucción del género humano- que se necesitan mártires, personas con un compromiso superior al normal.
La contaminación y la destrucción de nuestro medio natural, unida a la despreocupación irracional del comportamiento humano, es una causa que necesita, urgentemente, mártires.
No tienen que ser mártires que se inmolen o los maten. Se necesitan mártires que con su comportamiento honesto y participativo demuestren, de forma evidente y elocuente, la necesidad de un cambio urgente.
Mártires que sean reconocidos como personas -mujeres y hombres, niños y mayores- intachables, a quienes el pueblo respete y considere como buenas, consecuentes y respetables. En definitiva, personas con autoridad.
Necesitamos poner fin a una era y comenzar otra en la que la vivencia de la honestidad y de la participación, real y efectiva, proteja a la Naturaleza, por ser el medio en el que se desarrolla nuestra vida natural; el medio necesario para la felicidad, para tener y vivir la libertad.
No hay felicidad sin libertad, ni libertad sin felicidad.
La libertad honesta y participativa será la única que libere, engrandezca y permita vivir a las especies en la Tierra, para poder prolongar la existencia natural.
Ya no hay tiempo para esperar. Solo queda tiempo para las acciones enérgicas y efectivas.
Se necesitan mártires que convenzan al Ser Humano de su autodestrucción irracional que le conduce a la perdición.
La vida en el Planeta Azul, en el Planeta Tierra, es maravillosa. Tenemos de todo, sobra de todo... y, paradójicamente, estamos destruyendo todo.
¡Mártires de las energías renovables! ¡Loables seres humanos! ¡Habitatistas comprometidos!
¡Por favor! ¡Griten y háganse ver y oír! ¡Les necesitamos urgentemente! ¿Dónde están?
Para la vivencia del martirio se necesita Paz, Libertad y Grandeza de alma.
Los mártires habitatistas brillarán y expondrán, con la elocuencia de su compromiso, la necesidad de las energías renovables.
¡Usted, como yo, el vecino y el amigo, tenemos que buscar a los honestos, participativos que nos salven y salven al mundo terrenal!
¡Por favor! ¡Ayudémonos!
Le necesitamos a Usted. Necesitamos urgentemente mártires de las energías renovables que nos salven, y nos permitan vivir una vida natural.

miércoles, 28 de enero de 2015

MÁXIMA DE MI EXPERIENCIA.



MÁXIMA DE MI EXPERIENCIA.
 

 
 

Ser habitatista llena el alma y el corazón de una enorme esperanza e ilusión. 

lunes, 26 de enero de 2015

“ECONOMÍA GLOBALIZADA Y NUEVAS TECNOLOGÍAS”


 
 “ECONOMÍA GLOBALIZADA Y NUEVAS TECNOLOGÍAS”
 


La globalización y las nuevas tecnologías son un gran logro, una gran alegría y una esperanzadora realidad.
La unión, la información y la gestión compartida con la honesta participación ciudadana fortalecen y engrandecen la civilización, y ayudan a encontrar soluciones en la vida personal, social y mundial en el marco de la globalización.
Las nuevas tecnologías son y deben ser el medio de unión, cooperación y desarrollo personal, social y mundial en el marco de la globalización.
La información universal y globalizada, coopera al desarrollo universal y global.
La honesta participación personal y social en la globalización, con nuevas tecnologías, convierten a la vida en fácil realización y en una gran comunicación. Estos medios son hoy necesarios para el progreso personal, social y mundial.
Todo esto tiene sentido si hay una honesta y participativa mayoría, porque de lo contrario es seguir en la misma situación de precariedad, miseria y ruina generalizada.
La situación creada por la crisis de valores y por no existir una honesta y participativa mayoría, ha dado como resultado la muy prolongada crisis económica -enriqueciendo a unos pocos y empobreciendo a la mayoría– y continuará degradando a los más necesitados con olvido y despreocupación de los que aún resuelven su vida.
La falta de solidaridad que origina la falta de una mayoría honesta y participativa, seguirá creando pobreza y miseria, hasta límites insospechados.
¡Padre Dios! ¿Qué debo hacer para hacer ver el mal que estamos creando y padeciendo al no tener una mayoría honesta y participativa que induzca, y hasta quizás obligue moralmente, al pasota e individualista a ser solidario?
¿En qué puedo ayudar? Estoy total y absolutamente convencido sobre este punto y ofrezco mi honesta participación en la solidaridad necesaria para solucionar la actual crisis económica y de valores.
El principal problema es que se necesita esa tan cacareada mayoría.
Hasta tanto no haya esa mayoría honesta y participativa que induzca y conduzca al resto, seguiremos empeorando.
Lo triste y desesperante es que sólo una minoría vive y disfruta en la economía globalizada y con la inestimable ayuda de las nuevas tecnologías.
¡Usted, como yo, y el vecino, estamos obligados a ser globales y a tener que usar las nuevas tecnologías en la búsqueda de una honesta mayoría social!
¡Aquí estoy y aquí me ofrezco! Aunque sin usted nada puedo hacer.

domingo, 25 de enero de 2015

REFLEXION


 
 REFLEXIÓN
 
 

“Ser habitatista es caminar por el sendero luminoso de la honesta participación camino de la santidad”

viernes, 23 de enero de 2015

“¡QUIEN REPARTE EL MAL, RECIBE EL MAL!”


 
 
“¡QUIEN REPARTE EL MAL, RECIBE EL MAL!”    

 
Se recoge lo que se siembra. Si se siembra mal, se recoge mal. Es triste, pero real: nadie da lo que no tiene.
¿Cómo es posible sembrar el mal? Para sembrar el mal es necesario mucho odio, mucho rencor, mucha envidia. Sentimientos que son consecuencia de mala conciencia.
El mal engendra el mal. El bien engendra el bien ¿Quién no sabe esto?
El ser humano es bueno por naturaleza y si se le añade una buena educación, su comportamiento es honesto, participativo y bueno.
Las virtudes y los valores se aprenden por la educación y por el ejemplo recibido. Se adquieren por imitación.
Rezar, tenemos que rezar para que desaparezca la maledicencia del malcriado, del mal querido, del mal deseado.
Quien cultiva y reparte el mal, recibe el mal. Pero ahí no termina todo: comienza la cadena del qué dirán, de lo que ha dicho, de lo quiere que digan y de lo que dirá. Así es como progresa el mal.
Vivir en el mal, desear y repartir el mal es un castigo tan grande, que ya sea de noche o de día, no deja de amargar la vida.
No existe razón objetiva o subjetiva que ampare la razón de dar y repartir el mal.
Existen razones objetivas y subjetivas para, en cualquier circunstancia, repartir el bien.
Repartir el bien llena de alegría, esperanza y libertad.
Repartir el mal llena de tristeza, amargura y de cadenas: el mal esclaviza.
Hemos nacido para la felicidad y la libertad, todo lo que la coarte o disminuya es de una enorme y gravísima responsabilidad.
La bondad, antítesis de la maldad, genera el bien eliminando el mal.
¿Está de acuerdo? Rece con nosotros y tendremos la mayoría que necesitamos para arrinconar el mal y resaltar el bien. Para conseguir la plena felicidad y la plena libertad.

jueves, 22 de enero de 2015

“MÁXIMA DE MI EXPERIENCIA Y REFLEXIÓN”


“MÁXIMA DE MI EXPERIENCIA Y REFLEXIÓN

 

 

“Sin la mayoría domina la minoría”

 

¿Lo sabemos? ¿Por qué no lo vivimos? ¿Qué hacemos?
Confío, espero y necesitamos la honesta participación de la mayoría, sin ella no hay solución.
Usted, yo, el vecino, el amigo, el mundo entero somos la solución.

lunes, 19 de enero de 2015

“LOS EMPLEADOS Y LOS EMPRESARIOS”


 
“LOS EMPLEADOS Y LOS EMPRESARIOS”
 
 
 El empresario es la persona, física o jurídica, que crea riqueza: produce bienes y servicios, y da empleo.
El empresario tiene estas virtudes: emprende, trabaja, administra, es honesto y participativo, y, sobre todo, es educado y orienta su vida en valores.
La persona que no se comporte de esa manera no se merece, en mi opinión, el título de empresario. Será un empleador, pero no un verdadero empresario.
Crear riqueza material debería ir aparejado con crear riqueza humana y hasta espiritual.
Los valores y su vivencia no enfrentan al empresario con el trabajador. Los valores no generan antagonismos ni luchas.
La riqueza generada honestamente es un valor. Ayuda a la existencia.
Crear riqueza es una satisfacción personal y social.
La honestidad y la participación son las grandes virtudes del empresario y del empleado.
La riqueza material y espiritual debería ser una consecuencia de la honesta participación.
Ser empresario es una actividad enormemente agradable, enormemente comprometida y debería ser enormemente reconocida y agradecida.
Hay, ha habido y desearía que no hubiera nunca malos empresarios y malos empleados. Hasta ahora han sido minoría.
Alabados y siempre sean reconocidos los buenos empleados y los buenos empresarios. De ellos nacen la economía, el bienestar y la riqueza.
Anatema al mal empresario y al mal empleado.
Los empleados y los empresarios forman un grupo social y personal fundamentarles para el bienestar social y personal.
Alabados y reconocidos sean siempre los honestos y participativos trabajadores-empleados y empresarios, porque de ellos es la riqueza, el bienestar personal y social, y de ellos deben nacer y crecer la felicidad y la libertad.

viernes, 16 de enero de 2015

“LA HONESTA PARTICIPACIÓN DE LA MAYORÍA ES LA SOLUCIÓN"


 
“LA HONESTA PARTICIPACIÓN DE LA MAYORÍA ES LA SOLUCIÓN"
 

 
Hay ideas y, como consecuencia, frases que no hay manera de cambiarlas, son inamovibles y necesarias, son contundentes e irremediables.
Mi frase lapidaria es: “La honesta participación de la mayoría es la solución”.
Esta frase la creo tan importante y necesaria que, sin su praxis personal y mundial el mal no sólo seguirá apoderándose de nuestras vidas, sino que irá en aumento, aunque parezca una irrealidad.
Lo repito y hasta la saciedad: los Seres Humanos somos únicos e irrepetibles. Con cuerpo y alma eternos. Invalorables, no existe ni existirá otro valor que pueda pagar el valor de una vida. Con responsabilidades intransferibles, con un tiempo irrepetible y limitado. Sólo  se vive una “única vez” (no creo en la reencarnación).
¿De verdad sabemos, comprendemos y aceptamos lo que he dicho?
¿De verdad lo creemos?
Si es así, que usted lo cree, lo vive y lo practica, ahora solo necesitamos las otras personas con las que hagamos la tan necesaria mayoría.
¿Por qué necesitamos esa mayoría?
Porque actualmente es triste reconocer que los poderes perversos, los pasotas, los individualistas y demás seres humanos despreocupados y malcriados, son los que forman la mayoría, y así nos va.
¿Cuántas vidas de Seres Humanos únicos e irrepetibles mueren cada segundo?
¿Por qué hay parados?
¿Por qué hay la espantosa y demoledora corrupción, generadora de la degradación personal, social, nacional y mundial?
¿Por qué el mal se está enseñoreando, en especial en personas y en nuestro hábitat natural?
¡No hay la honesta participación de la mayoría que es, “la única”, que puede y debe cambiar el signo negativo por el positivo! ¡Que puede cambiar la infelicidad y la falta de libertad por la felicidad y la libertad!
Por favor, ayúdennos y ayúdese así mismo. Viva y deje a sus descendientes lo que debe dejarles.
La felicidad y la libertad, necesarias para una vida normal, sólo se viven con la honesta participación. No existe otra solución.
¡Por favor! ¡Ayúdennos! ¡Ayúdense! ¡Ayudémonos!
Ruego, rezo y doy lo que tengo de más valor: “que Padre Dios y la Santísima Virgen nos iluminen, nos bendigan, y caminaremos por el sendero luminoso, esperanzado y necesario de la plena felicidad y de la plena libertad”.
Para ello se necesita, necesitamos, su indiscutible y necesaria honesta participación, y con ella hagamos, logremos, tengamos esa necesaria mayoría.
“La honesta participación de la mayoría es la solución”.
Y sin la honesta participación de la mayoría no tendremos la felicidad ni la libertad, para las que hemos nacido, hemos sido criados y hemos vivido, hasta que la muerte nos libere y nos conduzca al cielo prometido, esperado, deseado y necesario.
La Paz sea con usted, con su familia, sus amigos y vecinos, y tengamos la honesta mayoría, porque -como me gusta decir y creo- somos habitatistas.

 

 

miércoles, 14 de enero de 2015

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA


 
 

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA

 

 
 
¡Aquí estoy y aquí me ofrezco! Aunque sin usted nada puedo hacer 

lunes, 12 de enero de 2015

“EL CULTO AL CUERPO ¿Y AL ALMA? Y LOS DESEQUILIBRIOS"



“EL CULTO AL CUERPO ¿Y AL ALMA? Y LOS DESEQUILIBRIOS"
 
Creo que es educación y cultura el cuidar el cuerpo; hacer ejercicios corporales, prolongados en las horas y en los días para tener un cuerpo lo más atlético y armonioso, y si es posible bello.
Tratar de tener un cuerpo bello, armonioso y elegante me parece algo fantástico.
Ahora ¿todas y todos los que hacen esos enormes y constantes ejercicios físicos - que requieren voluntad y tiempo - se lo dedican igualmente a fortalecer, a engrandecer el alma?
No creo que nadie pueda ignorar la composición del ser humano. Somos materia y espíritu, somos cuerpo y alma. Ambos aspectos o principios son de por sí indisolubles, inseparables y necesarios para la vida terrenal y eterna.
La muerte en el hombre es solo una pausa hasta la recuperación de su futuro eterno.
Por eso cualquier desequilibrio tanto en lo físico como en lo espiritual, es un desequilibrio, y como, tal, desnivela, desestabiliza al cuerpo humano.
Se pueden tener muchas carreras universitarias y ser un malcriado/a. Esto es un desequilibrio.
Se puede ser muy bien educado sin ninguna carrera. Esto es un equilibrio.
No cultivar las dos direcciones, física y espiritual, es una clara demostración de mala educación, por falta de valores.
Pero si no hemos recibo la educación de nuestros padres es lógico que solo se cultive el cuerpo.
Los medios de comunicación y propaganda tienen un poder enorme de convencimiento sobre un pueblo maleducado.
La mala educación es una tara que aplasta al desarrollo del espíritu personal, y el desarrollo y la convivencia tanto personal como comunitaria.
La falta de equilibrio entre materia y espíritu hace que estemos cojos, y vayamos cojeando por la vida.
El culto, el cuidado, al cuerpo sin el equilibrio del culto, el cuidado, al alma, es propio de un pueblo subdesarrollado, y pienso que está ocasionado por la falta de verdadera educación de los padres, aunque hayan tenido un grado sumo de cultura intelectual.
El culto al cuerpo sin equilibrio del culto al alma, crea un desequilibrio que es origen de la falta de felicidad y de libertad.
El culto al cuerpo y al alma, engrandece, libera, fortalece y embellece al ser humano.

domingo, 11 de enero de 2015

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA




MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA

 
 

“La desilusión debe ser razón para el olvido y la resignación”.

viernes, 9 de enero de 2015

“LA RESPONSABILIDAD Y LA ALEGRÍA”


 

 
 “LA RESPONSABILIDAD Y LA ALEGRÍA”
 
La responsabilidad y la alegría suelen ir unidas.
De la responsabilidad honesta y participativa nace, entre otras, la alegría.
Ser responsable llena el alma y el corazón, denota educación, denota amor y debe denotar pasión.
La responsabilidad es consecuencia de la educación recibida, aceptada y vivida.
¡Sea la felicidad y la alegría para quien, con honesta responsabilidad, vive y dedica su vida a los demás, sin pedir nada a cambio, haciendo lo que debe por amor, por dedicación y  por obligación!
El sentido y práctica de la obligación me la infundieron con mi  educación.
Mi abuelo materno y su hijo Bernardino –mis padres putativos– vivieron, dieron ejemplo de honestidad y participación, y fueron recompensados municipalmente con una calle, la de Luis Correa Medina y la de Bernardino Correa Viera.
Esas vivencias y exigencias de urbanidad, y de la honesta participación, como el apasionado amor a Padre Dios y al prójimo, fueron, han sido y son cimientos de la educación familiar por siglos.
¿A qué viene esta exposición de responsabilidad, amor y educación?
A agradecer, profundamente, con el amor y responsabilidad de que soy capaz, a los 96, 104,106 visitantes que algunos días han visitado este blog: lugarcorrea.blogspot.com.
He tratado de dedicar mi vida a Padre Dios y a los demás –sin pedir nada a cambio–, y la compensación ha sido grandiosa, quizá inmerecida, pero grande y quedo sumamente agradecido.
He vivido y recibido, en vida, varias presidencias de honor, título de vecino ilustre y ahora un corredor verde lleva mi nombre.
Soy el tercero de una generación con nominación de calle: mi abuelo Luis, mi tío Bernardino y un servidor. Esto es de una enorme responsabilidad y honor.
Honores en vida obligan desde hoy y a todo lo largo de la vida.
¿Por qué digo todo esto? Por querer ser humilde de verdad, porque todo lo he recibido. Por agradecimiento. Y por responsabilidad.
Alegría y responsabilidad me la añaden ustedes, con sus visitas a este blog.
Les deseo la felicidad, libertad y responsabilidad que estoy viviendo, y que me fortalecen la fe, la humildad y el agradecimiento a ustedes y a Padre Dios en su Santísima Trinidad.
Gracias por sus visitas.
Espero, deseo y necesito que este blog les pueda ser de utilidad; para eso vivo, y creo y para eso me educaron.
Gracias y que Padre Dios, la vida o todo en lo que usted crea, le bendiga, a su familia, amigos y vecinos.
Tendré responsabilidad y alegría si soy – que quiero serlo – un honesto habitatista, que ama apasionadamente a Padre Dios y al prójimo como a nosotros mismos, y necesita seguir teniendo nuestro hábitat natural, y por todo eso está dispuesto a dar su vida con ilusión
Y si he recibido honores, a usted se los debo, lo que me produce responsabilidad y alegría.
Gracias y un fortísimo abrazo.

miércoles, 7 de enero de 2015

REFLEXIÓN.




REFLEXIÓN.


 

“Amar a los padres, a los hijos, hermanos, familia, amigos, vecinos, y al mundo entero es haber sido educado en valores eternos”.

.

lunes, 5 de enero de 2015

“DEBERES Y DERECHOS PERSONALES Y SOCIALES”

 
 
“DEBERES Y DERECHOS PERSONALES Y SOCIALES”  
 
 
El modo de cumplir con los deberes personales y sociales y de reivindicar los derechos, personales y sociales, depende de la educación recibida (y aceptada).
Exigir es tener derechos. Cumplir es tener deberes.
Pero hay muchas formas de exigir y de cumplir.
Siempre hay que exigir y cumplir con educación y con la honesta participación.
La educación familiar es tan importante que todo lo toca, todo lo ordena. Sin ella, todo es desorden.
El comportamiento y la vivencia personal y social dependen de la educación recibida y aceptada.
Cumplir deberes y exigir derechos es una enorme satisfacción y obligación, ¡Claro! Cumpliéndolos con honesta participación.
La exigencia y el cumplimiento, honesto y participativo, de deberes y derechos, hacen dichosa a la vida y a la sociedad, porque permiten la vivencia de la plena felicidad y de la plena libertad.
Exigir y cumplir es vivir con plenitud la dicha de haber heredado unos valores éticos, morales o religiosos.
Exigir y cumplir deberes y derechos, con honestidad, pasión y libertad, es caminar por el sendero de la gloria terrena y luego eterna.
Amo apasionadamente al Ser Humano, a la Naturaleza como medio necesario para la vida natural. Y amo apasionadamente a Padre Dios que me impulsa, dirige, ordena lo que debe ser mi vida, para ser un “habitatista".
¿Qué es un “habitatista"? Aquella persona que ama, apasionadamente, al Ser Humano, a la Naturaleza como medio necesario para la vida natural. Los creyentes iniciamos esta andadura con el amor apasionada a Padre Dios, a la Santísima Trinidad y a la Santísima Virgen quienes dirigen y gobiernan el alma y el cuerpo para el bien, la felicidad y la libertad.
Deberes y derechos personales y sociales son los logros de los seres humanos, el camino de la bendición y el final de la salvación.

domingo, 4 de enero de 2015

REFLEXIÓN.


 

REFLEXIÓN.

 

 

“Quien te quiere por lo que aparentas ser, ni te quiere, ni es tu amigo, y menos te ayudará a mejorar tu ser”.

viernes, 2 de enero de 2015

“A MIS QUERIDOS Y ADMIRADOS LECTORES”




 “A MIS QUERIDOS Y ADMIRADOS LECTORES”

 


El 17 de diciembre de 2014, y siendo las 17 horas, se cumplió el quinto aniversario de mi vuelta a la vida, de mi infarto, y de mi recuerdo imperecedero de la muerte.
Soy y sigo siendo creyente, con intensos deseos de ser consecuente y obediente a los Mandamientos, generadores del bien presente, del futuro y del eterno.
¡Cuánto les necesito! La felicidad es compartir. El bien es ser consecuente con los Mandamientos.
Amar es vivir, con intensidad y realidad, las mieles de la bondad.
¿Y todo esto a qué viene? A decirle, a mis queridos y admirados lectores, que la alegría y responsabilidad que me causa el seguimiento, de todos ustedes, en la lectura de mis escritos, hace que mi felicidad sea indescriptible y llena de contenido. Y todo ello lleno de responsabilidad que origina y dirige la honesta participación, en la búsqueda del bien, de la felicidad y de la libertad.
A mis queridos y admirados lectores desearles la plena felicidad y la plena libertad, para que con ellas podamos tener la honesta y participativa mayoría que induzca, y hasta imponga, la honesta participación, que es la solución.
A mis queridos y admirados lectores decirles que soy, he sido y seré un obediente y sincero agradecido, acatando lo propuesto por la sincera y participativa honesta mayoría, quien debe dirigir y orientar la vida personal y social, para hoy y para siempre.
A mis queridos y admirados lectores: Quedo a la espera necesaria, deseada, e ilusionada de que continúen leyendo mis artículos y comprendiendo mis deseos. Su apoyo seguirá siendo el cimiento del edificio que quisiera construir sobre los pilares de la hermandad, la felicidad, la libertad y la responsabilidad.
Cimientos que necesitan, e insisto: la honesta participación de la mayoría, origen y fin del bienestar personal y social, y que es la solución.
Gracias mis queridos y admirados lectores.
Feliz y libre 2015.

jueves, 1 de enero de 2015

“MIS DESEOS PARA USTEDES”


 
 
“MIS DESEOS PARA USTEDES”
 
 
 
 
"AMOR, FE, HONESTA PARTICIPACIÓN, FELICIDAD Y LIBERTAD”.
 
Y como creyente: "QUE PADRE DIOS Y SU SANTÍSIMA MADRE LA VIRGEN MARÍA LES BENDIGA, Y RUEGO ME PERMITAN QUE YO LES BENDIGA".