viernes, 31 de octubre de 2014

“SER SINCERO IMPLICA HONESTIDAD”



“SER SINCERO IMPLICA HONESTIDAD” 


Ser sincero implica honradez y honestidad, porque la sinceridad es  amar y decir la verdad.
La  verdad es lo que sabemos que concuerda con  la realidad.
Decir la verdad es una cualidad de la honradez y de la honestidad.
Ser honrado es proceder con rectitud e integridad, ser de  una pieza, sin mentira, ser verdadero.
Ser honesto es además ser decente,  limpio con uno mismo y con los demás, ser razonable, recto y honrado. Por eso me gusta mucho hablar de honestidad, y de la honesta  participación personal y social.
La belleza del alma refleja las luces de la verdad. Y la belleza del  alma es transmitir la grandeza de la honesta participación.
Sin la honesta participación –que es la solución a los problemas de  ayer y hoy– no existe, ni existirá, la plena felicidad y la plena  libertad.
Para ser sinceros se necesita tener, como base, una educación en  valores éticos, morales o religiosos. La sinceridad, la veracidad es  absolutamente necesaria para una convivencia honesta, sincera y real.
La raíz de muchos males está en la mentira, la falta de veracidad, y la falta de sinceridad.
Amar es entregarse, unirse vitalmente con la  persona amada. Y exige ser sincero, honesto con ella.
La sinceridad nunca debe ser objeto de ofensa, porque el ser sinceros implica el respeto y consideración a la persona, como ser humano único que es, irrepetible y de valores eternos.
Caminar por la vida con la sinceridad es haber vivido y vivir el respeto, la consideración y la admiración al ser humano, respetándolo  más allá de las palabras y de los pensamientos, respetándolo como ser  invalorable, portador de valores eternos.
Amar y ser sincero implica honestidad de los sentimientos y de los  hechos, soñar y recordar lo bello vivido y seguir expresándonos como  personas que vivimos para el bien de los demás, sin pedir nada a  cambio, y dando todo lo que tenemos para ayudar.
La sinceridad y la verdad tienen que ser sinónimos e iguales.
Para mirar de frente, con humildad,  y para amar, se tiene que ser  honesto y sincero, con fraternidad y con amor apasionado, tratando que  llegue hasta la eternidad, pasando por la auténtica y verdadera  realidad.
Ser sincero implica honestidad porque se siente y se vive honradamente  y limpiamente la realidad.
El mundo ha necesitado y necesita,  imperiosamente, de los sinceros, honestos y participativos, que van  repartiendo el amor, la felicidad y la libertad.
¿Usted qué opina? ¿Lo cree? ¿Lo practica? ¿O cree que todo son  elucubraciones sin sentido ni realidad?

miércoles, 29 de octubre de 2014


MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA





"La agricultura debería ser la Naturaleza por el      hombre, y el hombre en su natural cultura"

lunes, 27 de octubre de 2014



“DESTACARSE POR LLAMAR LA ATENCIÓN. LA FALTA DE HUMILDAD”



La vanidad es un mal que apasiona, embarga y arrastra hasta la idiotez más supina.
Creerse importante es una de las formas más comunes de la vanidad (aunque no es la única).
La humildad es una de las virtudes necesaria para tener una vida feliz y libre, que ayuda, que coopera y reparte el bien.
Bendito sea el humilde. De él es la gloria terrenal y la gloria eterna.
Caminar con la cabeza levantada, por orgullo, es una manera de vivir equivocada, de merecer el rechazo social, de ser condenado al vacío y a la nada.
Caminar con la cabeza levantada porque se pude mirar de frente, sin tener que agacharla, es signo de humildad, y de haber recibido una educación en valores.
Recemos constantemente para que seamos humildes y atesoremos la humildad como la mayor de las riquezas.
La alabanza honesta puede originar equívocos y malos entendidos: el alabado puede caer en el error de creerse importante, cuando lo único importante es ser, vivir y practicar la humilde grandeza del alma y de la vida.
Dichosa la persona humilde, de ella es el reino de la tierra y el de los cielos.
Destacarse por llamar la atención, por falta de humildad, es trastocar la verdad. Desenfocar la realidad.
Vivir equivocado por creerse importante es una gran pena, porque la humildad da alegría y libertad, y la arrogancia termina en la tristeza, la desilusión y la desesperanza.
La realidad y la verdad son incuestionables.
Destacarse por llamar la atención es una forma de vivir y morir sin dejar huella.
Amemos la humildad. Agradezcamos los elogios. Elogiemos a quien lo merezca. Pero nunca nos cansemos de ser, repartir y considerar a la humildad y al humilde, para tener las gracias, repartir las gracias, y dar las gracias por siempre jamás.
“El que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado”.

domingo, 26 de octubre de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA


MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA




«Sin redes sociales veraces, honestas y participativas, no hay bien, ni felicidad, y menos libertad”

viernes, 24 de octubre de 2014

“¡TODO ESTÁ AL SERVICIO DEL SER HUMANO!”


“¡TODO ESTÁ AL SERVICIO DEL SER HUMANO!”

Ruego me permitan insistir por la importancia del tema.


Todo, sin excepción, está al servicio del ser humano.
Todo se creó, se crea y se creará para el servicio del ser humano.
La  Naturaleza, como nuestro hábitat natural, se creó para nuestro  servicio, para ser el medio natural de nuestra subsistencia.
No existe otro medio natural que la Naturaleza.
Si es así nos obliga a cuidarla, de la forma más esmerada posible, para poder seguir viviendo de forma  natural.
¿Quién no sabe esto?
Y si lo sabemos ¿por qué contaminamos,  destruimos, ensuciamos… nuestro medio natural, y lo hacemos a una velocidad inusitada, y sin beneficio personal, salvo el poder perverso  que hay en cada uno y el que nos esclaviza?
Es una contradicción.
Destruimos con el consumismo (usar y tirar), con el actuar como esclavos, con la corrupción personal y  social…
¿Usted se hace rico con el consumismo?¿El vecino? ¿Yo? ¿Quién  se hace rico?
¿Quién en su casa contamina el aire, destruye sus muebles, la ensucia  (salvo los enfermos, claro)? Quien lo haga o está enfermo o está loco.  
¿Quién no sabe esto?
Todo está al servicio del ser humano.
Los entes públicos se crearon como necesidad para servir y para solucionar los problemas al ciudadano.
La policía se creó para servir y cuidar al ser humano y a sus  propiedades. ¿Tiene alguna otra finalidad superior a la mencionada?  
Las carreteras y las calles se hicieron para servir al ciudadano.
¡Entonces! ¿Por qué hay quien, con riesgo de terceros, usa las calles como pista de carreras, se cuela cada vez que puede, insulta al que se  equivoca, le llama la atención a quien creen le está estorbando sin ver si el otro no puede hacer otra cosa, sin ponerse en su lugar etc. etc.?
¿Si esto lo sabemos, por qué lo hacemos?
Si sabemos lo que debemos hacer, exigimos que todo esté a nuestro  servicio,  etc. etc. ¿por qué entonces destruimos, contaminamos…?
Salvo que usted sea una persona malcriada, egoísta, pasota,  individualista…no lo entiendo.
¿Funcionan los entes públicos de la siguiente manera?: Cuando usted entra en un ente público, expone su problema o su tema, y sin grandes  esperas el funcionario le dice: “le llamaré tal día y a tal hora para informarle de la solución, y si está de acuerdo se le dará esa solución"? Ojalá funcionáramos así. ¿Y por qué no?
¿También usted, el vecino, yo correspondemos con nuestro comportamiento y con ese mismo proceder: estar siempre al servicio de los demás?

El que "todo está al servicio del ciudadano", no es solo en una dirección, lo tiene que ser en todas las direcciones.

miércoles, 22 de octubre de 2014

lunes, 20 de octubre de 2014

“LA CIENCIA AL SERVICIO DEL SER HUMANO”


“LA CIENCIA AL SERVICIO DEL SER HUMANO


La ciencia es necesaria para el progreso y el bienestar personal y social.
Tenemos que apoyar la investigación científica.
Ahora bien, la ciencia se debe fundamentar en la libertad y en la honesta participación.
Los científicos e investigadores deben ser considerados como personas dignas del mayor encomio... siempre que investiguen para el progreso de la humanidad.
Hay quien investiga para la guerra. Hay quien investiga para matar seres humanos no nacidos. Hay quien investiga para paliar y no sanar.
Una de las grandes responsabilidades del poder perverso es promover y financiar los adelantos científicos por intereses económicos o de poder, no para servir a las personas.
La ciencia es fundamento del crecimiento. Mejora con la experiencia.
Sin la ciencia no tendríamos, por ejemplo, la informática.
No es correcto usar la ciencia y la técnica con fines exclusivamente crematísticos, no humanitarios.
Todo debe estar al servicio del ser humano, aunque se gane dinero. Lo importante es no pretender subyugar, dominar o someter a los demás.
Hemos nacido para ser felices y libres. La ciencia juega un papel fundamental, porque permite y desarrolla el progreso técnico y personal.
Amar al prójimo como a nosotros mismos es, ha sido y será el mayor progreso de la humanidad.
Amar a mi vecino, a mi compañero, a mí mismo … es el cimiento del progreso en todos los órdenes.
El amor es ciencia  y felicidad concentradas y desarrolladas por los humanos.
Todos, absolutamente todos, debemos estar al servicio del ser humano.
Hemos nacido para ser honestos participativos, felices y libres. Y la ciencia ocupa un lugar destacado para conseguir esos fines.
Todo, absolutamente todo, debe de estar al servicio del ser humano. No hay progreso, ni libertad ni felicidad sin la absoluta honesta participación. La ciencia es necesaria, pero debe ser de honesta.
La ciencia al servicio del ser humano es la ciencia del progreso, de la felicidad y de la plena libertad. Y lo es en su máxima expresión si es desarrollada por amor al prójimo.

domingo, 19 de octubre de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA



MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA





“Quien te deja en la estacada, no es tu amigo, y tampoco enemigo, es un desgraciadito”

viernes, 17 de octubre de 2014

“LA VERDAD, LA FELICIDAD Y LA LIBERTAD”

Publico hoy, porque ya he recibido autorización. Tengo muchos amigos. Soy un afortunado y les doy, a mis amigos, las gracias eternas como a Padre Dios por esa y esta dicha.


“LA VERDAD, LA FELICIDAD Y LA LIBERTAD”



La verdad, la felicidad y la libertad tienen el mismo cimiento: la honesta participación.
La honesta participación es el cimiento del bien, del progreso y del amor.
La verdad es tan necesaria para una vida normal, como lo es el aire para respirar.
La felicidad es el estado ideal del cuerpo y del alma.
La libertad implica responsabilidad.
Para tener libertad, vivir feliz y tener la verdad, se necesita una educación en valores morales, éticos o religiosos, y ser un “ser humano”.
Para tener libertad, vivir feliz y tener la verdad se necesita ser consecuente con esos valores, siendo, por tanto una persona honesta y participativa.
La verdad nos hace libres y felices.
La libertad nos hace grandes, importantes, responsables, trascendentes y memorables.
La felicidad nos hace alegres, comunicativos, caritativos y participativos.
La caridad no es sólo dar dinero. Es saludar con cariño y educación, un abrazo efusivo, estrechar la mano con las dos, poner el brazo sobre el hombro, preguntar por la familia…
La caridad es ser caritativo en lo material, y también en lo espiritual.
El progreso material y espiritual de los pueblos se debería medir por el número de personas honestas y participativas que dicen la verdad, viven felices y en libertad.
Liberad no es hacer lo que quiero, sino hacer lo que debo hacer. Y hacerlo con educación y honestidad.
Para ser feliz se necesita vivir de acuerdo a los valores heredados y aprendidos de los padres, tales como: ser honesto,  participativo, humilde y caritativo.
La verdad, la felicidad y la libertad son los cimientos de la grandeza de los pueblos. Consiguen el progreso material y espiritual. Provocan que el bien triunfe sobre el mal.
No me cansaré de repetirlo: Los pueblos son grandes, felices y libres cuando tienen una mayoría honesta y participativa que dice la verdad, anulando y aplastando la corrupción.
La verdad, la felicidad y la libertad deberían ser la meta a alcanzar, para poder ser veraces, felices y libres.
Amo apasionadamente a la verdad, busco apasionadamente la felicidad y quisiera vivir apasionadamente la libertad.
¿Usted qué opina?

jueves, 16 de octubre de 2014

“RUEGO A MIS HONORABLES Y QUERIDOS LECTORES”


“RUEGO A MIS HONORABLES Y QUERIDOS LECTORES”


El apasionado amor que les tengo, inspira mi mente y genera una verborrea inusitada, haciendo que escriba  muchos artículos que quisiera exponerlos.
Como saben los artículos los estoy publicando solo los martes, y las máximas –también afectadas por la verborrea– con mayor frecuencia.
Les ruego me permitan publicar los artículos los lunes y viernes. Así iré reduciendo lo acumulado, y no publicado, de paso poder tener una comunicación más frecuente, esperando que nos sirva a ambos.
No quiero que sea aplicable la máxima de: “hay amores que matan”.
Ruego a mis honorables y queridos lectores que acepten la propuesta, que está hecha con el mayor de los cariños y deseos de paz, progreso y felicidad.
Ustedes son leitmotiv no solo de mis artículos y máximas, son una parte muy importante en mi vida.
Le dedico horas diarias –de noche y de día– a tratar de participar –lo más responsable y honestamente de que soy capaz– por medio de mis artículos, máximas, y comunicaciones en Facebook y Twitter.
Descritas las alegaciones y deseos, les agradezco la indescriptible alegría y responsabilidad que me dan con sus lecturas de mis artículos y máximas.
Como creyente y por el cariño que les tengo, deseo que Padre Dios y la Virgen Santísima les sigan colmando de bendiciones, y les ruego me permitan bendecirles.
Gracias y un fortísimo abrazo con el deseo tengan la plena felicidad y libertad.






AGRADECIMIENTO Y ORACIÓN AL CAER DEL DÍA.


AGRADECIMIENTO Y ORACIÓN AL CAER EL DÍA.





“Gracias te doy, Padre Dios,  por todos los beneficios recibos hoy”

martes, 14 de octubre de 2014

“LA HONESTA PARTICIPACIÓN, LA CORRUPCIÓN Y LA EDUCACIÓN”


“LA HONESTA PARTICIPACIÓN, LA CORRUPCIÓN Y LA EDUCACIÓN”
                                      
  
La honesta participación es tan necesaria e importante que sin ella no hay solución.
No hay solución para nada. No existe solución a todo lo que usted quiera plantear que no implique la honesta participación.
El nacimiento, la vida y la muerte son hechos de la participación de los padres, la nuestra y la de Padre Dios.
Ser honesto y participativo es la base del bien en todos los actos de la vida y hasta de la muerte.
Sin la honesta participación no hay solución.
Participar honestamente es ser, vivir y hacer todo con honestidad en todo momento.
No hay felicidad y menos libertad sin la honesta participación.
La corrupción es la ausencia de la honesta participación.
El cáncer personal y social más destructor en la vida es la corrupción.
No hay nada que se le resista: la corrupción es la destrucción masiva y total de la vida personal y social.
Corrupción es vivir sin valores éticos, morales o religiosos.
La corrupción es una consecuencia de la mala educación o de la falta de ella.
El corrupto es deshonesto y maleducado.
La educación es el cimiento de todo bien personal y social.
La educación la dan los padres, y puede ser ampliada en colegios y universidades. Pero jamás la dan los colegios o universidades.
La normal es caer en la corrupción por la falta de educación.
La corrupta, el corrupto falta a la honestidad, abusa de la libertad y peca contra sí mismo y contra la sociedad.
Sin la honesta participación no hay progreso, ni felicidad, ni libertad.
La honesta participación de la mayoría, como consecuencia de la buena educación, es la forma de hacer desaparecer la arrolladora destrucción de la corrupción, y es ser, tener y vivir la plena felicidad y la plena libertad.
La honesta participación y la educación son los hechos que se hacen y se viven cuando hay valores éticos, morales o religiosos. Cuando faltan, se llega a la corrupción.
Sin valores no hay educación, no hay la honesta participación. Sin valores hay corrupción.
Para la plena felicidad y la plena libertad es necesario que exista una mayoría honesta y participativa, que con valores adquiridos por medios de la educación, hagan desaparecer la corrupción.

lunes, 13 de octubre de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA



MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA




Quien es arrastrado por la pasión
amarga su existencia sin razón.

         

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA.



MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA.





“El pasota y el individualista no nacen, se hacen”

domingo, 12 de octubre de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA



MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA




“La unión hace la fuerza” 
“La unión da la fuerza”
“La unión hace y da la fuerza para la felicidad y la libertad”

viernes, 10 de octubre de 2014

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA



MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA




“Dichoso el bondadoso que aclara la equivocación, y le añade amor y compasión”

MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA


MÁXIMA DE MI VIVENCIA Y CREENCIA



“El agradecimiento y el buen comportamiento son camino de la felicidad y cimiento de la libertad”.

jueves, 9 de octubre de 2014

martes, 7 de octubre de 2014

“LA INJUSTICIA”



“LA INJUSTICIA”


La injusticia es la madre de todas las desdichas y de todas las desgracias.
La corrupción es uno de los cimientos sobre el que se edifica la injusticia, como también lo es la inmoralidad.
La injusticia es apoyo para los poderes perversos y desamparo para los poderes del pueblo.
La injusticia reduce el bien de las minorías honestas y participativas. Puede llegar a acabar con ellas.
Sólo las mayorías honestas y participativas pueden cambiar la injusticia en justicia.
Otro de los pecados de la injusticia es la politización partidista, activa y efectiva, de la justicia y de todo poder social y popular.
¡Todo, absolutamente todo, está y estará al servicio de nosotros, del pueblo!
Cualquier desvío y falta de aplicación vivencial, y deshonesto, de ese mandato y obligación de “todo al servicio del pueblo”, crea injusticia e inmoralidad.
Todos, sin excepción, somos responsables de la justicia y de la injusticia.
Los pasotas y los individualistas contribuyen, directamente, al desarrollo, instalación y subsiguiente opresión de la injusticia y de la inmoralidad.
Todo el que no participa honestamente coopera al establecimiento y desarrollo de la injusticia.
Todo el que participa honestamente coopera al establecimiento y desarrollo de la justicia.
Sólo se necesita una mayoría honesta, participativa y libre para que haya justicia y no injusticia.
Sólo se necesita una mayoría honesta, participativa y libre para que haya justicia, honradez, felicidad y libertad en todo, para todo y para todos.

domingo, 5 de octubre de 2014

ORACIÓN AL ACOSTARME


ORACIÓN AL ACOSTARME






“Gracias te doy, Padre Dios,  por todos los beneficios recibidos hoy”

sábado, 4 de octubre de 2014