viernes, 24 de noviembre de 2017

“LOS SENTIMIENTOS Y OTROS”




 “LOS SENTIMIENTOS Y OTROS” 


Los sentimientos son los valores del entendimiento.
El entendimiento es la capacidad de oír en el silencio.
El  silencio es la ausencia de los sentimientos.
No sentir es no vivir.
Vivir es sentir.
Sentir es percibir.
Percibir es sentir y ver lo que existe.
La existencia es la vida con conciencia.
La conciencia es el aviso del bien o del mal.
El bien es la aceptación de la realidad con honestidad.
El mal es la aceptación de la tentación.
La tentación es el enemigo que hay que eliminar.
Eliminar es conseguir acabar con lo que no se quiere, porque se considera el mal.
Acabar es terminar con lo que no se desea, existiendo en la realidad.
La realidad es la vivencia de la verdad.
La realidad es ver y vivir con sinceridad y honestidad.
La verdad es ver y oír la realidad.
La mentira es lo opuesto a la realidad. Es cambiar la verdad.
Lo opuesto es lo contrario a lo querido.
Lo querido es lo soñado, que puede ser verdad.
La verdad es lo igual a la realidad.
Los sentimientos es la conciencia en movimiento.



miércoles, 22 de noviembre de 2017

"ME LANZARON AL ESPACIO SIDERAL"



“ME LANZARON AL ESPACIO SIDERAL”  



Me lanzaron al espacio sideral.
Ya navego por el espacio sideral y me resulta algo original.
Hace ya muchos años que tuve que dejar la Tierra por no poderla habitar.
Ahora floto como espuma, que es en lo que me he convertido, sin remedio. Es lo que vivo. “¡Que no vivo!”
Floto y navego sin cesar, y no paro de dar vueltas en el espacio sideral.
Me cruzo con amigos y no tenemos tiempo para saludarnos y comentar. El espacio sideral se vive a toda velocidad.
Veo, vislumbro, en la lontananza, a otros amigos que ya no recordaba y los quise saludar.
No me dio tiempo, ya había pasado mil años y así y todo los recordaba, pero todo quedó  en eso, vernos y nada más.
Le tengo que agradecer a todos aquellos conciudadanos que me lanzaron al espacio sideral, el haber dejado la Tierra que ya no servía para nada más.
Aquello que me parecía maravilloso lo tuve que dejar.
Me convencieron los argumentos de la contaminación y destrucción que estaba equivocado, que tenía que venir al espacio sideral.
Ahora estoy aquí. No sé por cuanto será. Siguen flotando los que me echaron al espacio sideral.
¡No sé cómo se las arreglarán para volver a destruir y contaminar!
Seguro que lo conseguirán

“¡ASPIRO, SUEÑO CON AMOR Y AMISTAD SER AMIGO MIL MILLONES DE AMIGOS!”




 “¡ASPIRO, SUEÑO CON AMOR Y AMISTAD SER AMIGO MIL MILLONES DE AMIGOS!”



Creo, ciegamente, que uno de los fundamentales pilares de la felicidad es la honesta y sincera amistad.
La amistad lo cubre todo.
La amistad nos une de forma sublime y nos hace compartir lo que tenemos y deseamos.
La felicidad es la meta que hay que tratar de alcanzar.
“¡Con los amigos acortamos el camino y llegamos antes a la felicidad!”
Soy tan egoísta que deseo, hasta necesito, ser amigo de mil millones de amigos. Para juntos gozar de la plena felicidad, y para que compartiéndola la podamos repartir a los demás, que son los otros miles de millones que faltan en esa unión de amistad, y que nos están esperando, porque TODOS nos necesitamos.
Aspiro, deseo, anhelo y sueño con ilusión ser amigo de mil millones, para que juntos cambiemos el mundo, y contribuyamos a un mundo de felicidad y libertad.
El mundo, el maravilloso y absolutamente necesario Planeta Azul, el Planeta Tierra, nos necesita urgentemente: la autodestrucción corre a velocidad de vértigo. Solo podremos parar el mal, si dejamos de sembrar el mal. Nosotros somos los únicos y verdaderos causantes y responsables del mal y los que lo propagamos, de manera aterradora, por egoísmo, intereses bastardos, despreocupación, pasotismo…
¿A qué esperar? Cada uno, en su entorno, puede y debe, influir para parar, detener el desastre aterrador que no solo hemos creado, sino que cada día aumentamos.
Aspiro, sueño con AMOR Y AMISTAD, ser amigo de mil millones, para que juntos paremos el mal que estamos sembrando, y que ya estamos recogiendo, para que paremos el daño que causamos y nuestro hábitat natural siga siendo lo que ha sido: natural.
¿Cómo convencer del daño que nos estamos haciendo?
Hoy, con las maravillosas redes sociales y la técnica, tenemos todos los medios suficientes, efectivos, activos y ejecutivos que nos permiten llegar a la conciencia, por el conocimiento, y recuperar, volver a tener y poder dejar a las próximas generaciones, inclusive a esta generación, el paraíso que heredamos, que hemos destrozado.
“¡Quiero y necesito ser amigo de mil millones para juntos mejorar y salvar al mundo!”

lunes, 20 de noviembre de 2017

“¡HONORES Y RECONOCIMIENTOS EN VIDA!”




 “¡HONORES Y RECONOCIMIENTOS EN VIDA!”   


La vida es muy corta para perderla en cosas sin valor.

La vida hay que llenarla de contenido con las buenas obras que hemos hecho, las que hacemos y las que haremos.

Una de las mejores formas de llenar la vida de contenido es ayudar: resolver problemas de los demás. ¡Es lo único que merece la pena! Ayudar significa repartir y compartir amor y felicidad, y eso incrementa la propia vivencia del amor y de la felicidad. Si, además, se hace con libertad, el bien resplandece, se anula el mal, y los efectos de la vida llegan al Mas Allá. Se sea creyente o no.

Los honores y reconocimientos en vida deben ser la compensación a la ayuda que se ha prestado a los demás. Quien los recibe, quien es honrado con ellos, mejora su vida y su comportamiento, porque trata de ser merecedor de ese honor, ser consecuente con ese reconocimiento y honor.

“¡A los muertos recordarlos y rezar por ellos! ¡Es la mejor manera de ayudarles y que ellos nos ayuden con sus rezos en la presencia de Padre Dios!”

Honores y reconocimientos en vida. Esa es una de las cosas que admiro de los Premios Nobel. Se conceden en vida.

“¡Los pueblos honestos, leales y agradecidos reparten bienes y honores, que si son en vida, tiene a los reconocidos como eternos agradecidos!”

Recibir honores y reconocimientos en vida es algo indescriptible. Son sensaciones, sentimientos, recuerdos y vivencias que jamás se olvidan y que nos dejan grabado el amor y el valor, la bondad y magnanimidad de los que dan esos reconocimientos.

Benditos y alabados sean los mecenas, valientes, consecuentes y honestos que reparten honores y reconocimientos en vida. De ellos es la gloria terrenal y merecedora de ser llamados patricios por repartir honores en vida, confiando y creyendo en los demás

“¡Honores y reconocimientos en vida para repartir felicidad con lo que incrementan la de ellos, son un ejemplo a seguir y admirar!”

Honores y reconocimientos en vida para ser ejemplo de lo que es honestidad, valor, lealtad y agradecimiento.

“¡Honor y reconocimientos en vida para repartir y recibir felicidad!”

viernes, 17 de noviembre de 2017

“¡AMOR Y AMISTAD!” “¡EL AMOR Y LA AMISTAD!”





“¡AMOR Y AMISTAD!”  “¡EL AMOR 
Y LA AMISTAD!” 


Hace unos días, los amigos de Facebook comenzamos una relación nueva, que hemos llamado de AMOR Y AMISTAD. Me parece una idea que vale la pena comentar y difundir: queremos crear una cadena de AMOR Y AMISTAD. Cadena que ya ha comenzado y que nunca debería acabar. De nosotros dependerá. Ha llegado este momento especial: HAY QUE APROVECHARLO.
“¡Es el comienzo de una cadena admirable, tremendamente esperanzadora y digna de relatar y cuidar!” “¡Una espiral de la felicidad en la libertad que nunca más debe acabar!”
“¡Todo ha comenzado por la profunda, esperanzadora e imparable amistad que hemos creado y que vamos a tratar de ampliar a todo el mundo por igual!”
“¡Su fundamento y esperanza es podernos ayudar: el convencimiento de que podemos y debemos ayudarnos hasta la eternidad!” “¡Sin parar!”
Vivimos unos momentos importantes.
Guerras, hambre, soledad, abandono, necesidades perentorias y los efectos de la contaminación y la destrucción de la Naturaleza: vamos camino de convertir nuestro hábitat natural en inhabitable. Tratamos de eliminar todas estas nefastas circunstancias que nos envuelven con AMOR Y AMISTAD para no solo poder sobrevivir de forma normal y natural, sino que vivamos con plena felicidad, libertad, amor y amistad.
“¡El único medio que encontramos es repartir y vivir EL AMOR Y LA AMISTAD. Y a eso queremos dedicar nuestras vidas: a amar con amistad para ayudar!”
Ha costado siglos alcanzar la libertad y hoy vivimos la esclavitud sin necesidad y sin razón. ¡No estamos obligados a ello!
La felicidad y la libertad se complementan y se necesitan mutuamente.
A esta cadena, a esta esperanza, la hemos llamado AMOR Y AMISTAD, porque estas dos palabras representan lo que necesitamos, aquello por lo que vale la pena luchar.
Por favor, ÚNANSE.
He dicho, creo y repito que “la honesta participación en la unión es la solución!”  Es mi larga experiencia convertida en una frase.
La técnica – el gran logro de este siglo – se está usando mal: lo que hemos creado y desarrollado para que nos facilite la existencia lo empleamos para convertirnos en esclavos. El móvil, el coche, el ordenador…
Se reúnen tres personas y cada una tiene su móvil abierto y desaprovechan la ocasión de comunicarse “en directo”, sin intermediarios. Es una aberración.
“¡En lugar de estar a nuestro servicio, la técnica nos ha esclavizado. Se ha roto la comunicación interpersonal!”
El único modo que conocemos de hacer frente a este mal es “EL AMOR Y LA AMISTAD”.
“¡He pedido, insistentemente, que quiero tener a Mil Millones de Amigos, para cambiar el mundo juntos!”
Aquí les estoy esperando para juntos cambiar y tener lo que nos merecemos, un mundo mejor pleno de felicidad y liberad con el AMOR Y LA AMISTAD.