miércoles, 19 de julio de 2017

“LA HONESTA PARTICIPACIÓN ES LA SOLUCIÓN, EN ESPECIAL PARA LA UNIÓN”.



“LA HONESTA PARTICIPACIÓN ES LA SOLUCIÓN, EN ESPECIAL PARA LA UNIÓN”.   


Desde hace tiempo sigo queriendo acuñar la frase siguiente: la honesta participación es la solución. Y ahora el tema que quisiera exponer es que: “la honesta participación es la solución, en especial para la unión”.
La  honesta unión es uno de los hechos más grandes, trascendentales y necesarios que podemos hacer los seres humanos, tratando de tener y repartir el bien.
Con solo tener el bien no es suficiente para que se conserve. Necesitamos compartir el bien, y en la medida que lo repartimos y compartimos en esa misma medida se queda, aumenta y permanece porque se convierte en un espejo en el que nos miramos y en el que el bien se refleja.
“¡De la honesta unión surge la solución!”. “¡¡Y si es la honesta y participativa unión, surge la perfecta y necesaria solución!!”.
Los individualismos, paternalismos, egoísmos, pasotismos… conducen a la esclavitud, a la inoperancia y a la falta de participación.
La honesta participación y la honesta unión son necesarias para todo lo bueno de la vida. Al igual que para solucionar los problemas, y para ampliar la felicidad y hasta para aumentar la libertad.
La honesta y participativa unión es el comportamiento necesario para la solución de la mayoría -si no la totalidad- de los problemas personales, familiares, sociales y mundiales.
Hay países que viven en la indigencia porque han perdido la honesta y participativa unión personal, familiar y social, que disgrega y disuelve lo necesario para solucionar los problemas.
Nunca jamás los individualismos egoístas han solucionado nada ni personal ni menos social.
La honesta participación sigue siendo la solución para la unión y para todo lo que necesitamos unirnos, porque los individualismos son excluyentes y disuelven los componentes que generan la solución de los problemas, en especial de los problemas personales y sociales.
La honesta unión es y seguirá siendo la solución a los problemas que tengamos como seres sociales.

Sin la honesta y participativa unión no hay solución para arreglar los problemas y tener felicidad y libertad.