lunes, 9 de octubre de 2017

“LO QUE HE PENSADO Y SIGO CREYENDO”. CON EL RUEGO ME CORRIJAN.



“LO QUE HE PENSADO Y SIGO CREYENDO”. CON EL RUEGO ME CORRIJAN.


No soy objetivo, soy subjetivo, por ello ruego benignidad en el juicio que hagan de este escrito, que solo pretende ayudar.

No creo que tenga la solución, porque no la conozco. Quisiera que ayudase a buscar lo que debemos hacer por el bien de todos.

No quisiera compartir un país, una nación, con quien no quiere a ese país, a esa nación.

No querer a su nación lo entiendo y acepto cuando así opinan dos tercios de esa población. Y si han sido y siguen siendo maltratados, vejados, ofendidos, avasallados y en especial esclavizados. De ahí para abajo, con menos de los dos tercios, entiendo que quieren seguir siendo ciudadanos de esa nación porque no han sido esclavizados sino queridos como ciudadanos de ese país.

Ser separatista es una idea que se arrastra desde generaciones. Sean catalanes o de cualquier otra comunidad o nación. No surgen por generación espontánea.

Quien ha abusado y abusa de su autoridad para defender lo que cree, si sólo lo apoya una minoría, y no los dos tercios, creo que es merecedor de un grave castigo. Por daño causado.

Nadie tiene el menor derecho a molestar y maltratar a una mayoría al abusar de su autoridad.

Condeno taxativamente a quien abusa de su autoridad en favor de su particular voluntad o de la minoría descalificada por el porcentaje.

Condeno el daño que se haya causado sin necesidad, que considero ha sido abuso de la autoridad. Venga de donde venga.

Les pediría que se marchasen de esa patria para que sean y vivan lo que son: secesionistas, independentistas y no continúen en la patria en la que no quieren vivir.

La mayoría es significativa. Dos tercios son definitivos.

Así lo creo, y así lo digo. Sabiendo que soy subjetivo, por ello ruego, insistentemente, me aclaren y corrija todo lo que crean que sirva para conseguir el bien que todos necesitamos y queremos.

El bien que todos, separatistas o no, queremos alcanzar para vivir lo que es nuestra felicidad y libertad.